sábado, septiembre 17

Galletas de mantequilla con chocolate y cerezas confitadas






No soy excesivamente amante de los postres, al menos donde se supone que tienen que ir que es después de la comida. Pero no porque no me guste el dulce, que me encanta, sino porque simplemente no suelo poder llegar hasta ellos. Qué lástima! me quedo muy pronto sin fuelle. 

Sin embargo cuando quiero cometer un pecado, por lo general a media tarde o por la noche, éste debe llevar azúcar y sobre todo, so-bre-to-do, chocolate. Mis endorfinas no reaccionan ante un chorizo de Cantimpalos, qué le vamos a hacer! No es culpa mía (ejem), debo tener algún defecto en mi código genético que hace que sienta la necesidad imperiosa de un bocado dulce, nada, un mordisquillo, pero que sea dulce. Como una tarta de pisos es más complicado tenerla siempre a punto (que más quisiera yo que en esos momentos no pienso ni en bikinis ni en gaitas), unas galletitas como éstas que os traigo hoy son para mí el remedio perfecto. La nocilla y la leche condensada me las tengo auto prohibidas, porque esa lujuria se paga demasiado cara jajajaja



Con los libros de postres o dulces me sucede algo parecido, me gustan, sí, pero mi gps interno no se inmuta hasta que no veo en las tapas la palabra chocolate y entonces se disparan todas las alarmas y necesito comprarlo.

 "Il libro d'oro del cioccolato", de Carla Bardi y Claire Pietersen, es uno de esos libros que todo chocoadicto debería tener. La recetas que contienen sus 700 páginas son para todos los públicos, desde las más sencillas galletas hasta las más elaboradas tentaciones de chocolate. A mí me ha parecido una verdadera joya. Además su fotografía es excelente y suple con creces, en mi humilde opinión, las más bien escasas explicaciones que acompañan a las recetas. He seleccionado un montón de ellas que me gustaría elaborar para compartir con vosotros, pero he pensado que estas cookies podrían ser una manera fácil y rápida de empezar. 

Las he preparado siguiendo sus instrucciones al pie de la letra, os comento cómo lo he hecho y con lo que me he encontrado: 



Ingredientes : (para aproximadamente una veintena de galletas)



  • 125gr de harina (de repostería o floja)
  • 135gr. de mantequilla ( de la mejor calidad que encontréis)
  • 50gr. de azúcar
  • 1/2 cucharadita de impulsor químico, tipo Royal (opcional)
  • 50gr. de cerezas confitadas 
  • 60gr. de chocolate con un mínimo de 70% de cacao
  • una pizca de sal
  • esencia de vainilla (opcional)

He prescindido del impulsor químico, aparte de que es algo que no suelo emplear porque no me gusta, no le veo mucho sentido en estas galletas, vosotros ponédselo si queréis. Tampoco he puesto la esencia de vainilla, más que nada para que mantuvieran el sabor y aroma de la mantequilla. El libro habla de una pizca de sal, y eso, la pizca, es algo relativo y muy subjetivo. La primera vez que las hice le puse un pellizco de nada, pero noté la sal en las galletas y no me gusta. En otra ocasión me limité a poner un suspiro, porque entiendo que ayuda a potenciar el sabor, aún así la notaba, por lo que al final las preparo sin ella. Vosotros actuad según vuestra experiencia y gustos.   



En un bowl, y con la ayuda de una batidora, mezclad la mantequilla troceada junto con el azúcar hasta conseguir una pasta cremosa. Aquí podéis incluir la esencia de vainilla si lo deseáis.

Para facilitar el trabajo procurad que la mantequilla esté a temperatura ambiente.

Si utilizais la Kenwood Cooking Chef, montad el accesorio batidor K y programad la temperatura a 25ºC. De este modo podeis usar la mantequilla directamente de la nevera.




Mientras mezclad la harina con el pellizco de sal y el impulsor, si es que habéis decidido utilizarlos. Ya os he comentado que no suelo utilizar impulsores y aquí tampoco lo hice. La sal realmente que sea un pellizquito minúsculo. Se trata solo de realzar el sabor sin que la sal sea evidente.

Cuando hayáis conseguido una pasta cremosa añadid, poco a poco, y a través de un colador para tamizar, la harina y la sal a la masa, mientras seguís batiendo para integrar los ingredientes.




Mientras la máquina trabaja, cortad las cerezas por la mitad, o más pequeñas si queréis, y con un cuchillo, triturad el chocolate de manera grosera, o en la medida en que os gustaría encontrarlo. Todo esto ha de ser a vuestro gusto.

Si lo preferís podéis utilizar gotas de chocotale, es más rápido. Yo lo hice de esta manera porque me gusta encontrar trozos irregulares de chocolate, pero es exactamente lo mismo. Quizás esta irregularidad dé a las galletas un toque más rústico, más casero, pero el caso es el mismo. Como os dé más rabia. :-)

Lo que sí me parece importante es, tanto si cortáis trozos de chocolate como si usáis gotas, que sea de la mayor calidad posible. Os recomendaría que tuviera al menos un 70% de cacao.




Una vez integrada la harina con la crema de mantequilla proceded a incorporar los trocitos de chocolate y de guindas. Removed suavemente y ya habremos ternimado.




Si tenéis mangas pasteleras desechables  rellenad una con la masa. Procurad que no queden espacios con aire en su interior, ya que al escudillar nos aparecerían las bolsas de aire y nos dificultaría conseguir una textura uniforme. Un vez llena, practicadle a la manga un corte perpendicular, en el extremo inferior, de entre 3 o 4 cm, lo suficiente como para que permita la salida holgada de masa y tropezones.

Si no tenéis mangas podéis hacerlo perfectamente con una bolsa de bocadillos, por ejemplo. Llenadla, quitad el aire, y cortadle una esquinita para que salga la masa. La utilizáis igual que si se tratara de una manga pastelera.
Coged la manga con la mano con la que seáis diestros y retorced el extremo superior para cerrarla, hasta que lleguéis a la masa. Una vez enroscado os colocáis ese extremo entre los dedos índice y pulgar, de manera que podáis mantener cerrado el extremo de la manga con esos dos dedos, y a la vez notéis la masa en la palma. Sujetáis fuerte. Con esa misma mano id presionando la parte superior, en función de la cantidad que queráis escudillar, y de esta manera id depositando pequeños montoncitos de masa sobre una plancha de silicona o una bandeja de horno engrasada. Con la otra mano simplemente os vais guiando y enroscando la manga a medida que va saliendo la masa.

Si no os convence el sistema de la manga o la bolsita, siempre podéis ir cogiendo cucharaditas de masa y disponerlas sobre la bandeja en forma de montoncito. Es una masa muy manejable, aunque algo pegajosa, con lo que podréis hacerlo así sin ningún problema. Pero no hagáis discos, haced montones.

Una vez había hecho la foto me di cuenta que en la primera fila, la más alejada de la cámara, había dejado poco espacio entre montoncito y montoncito. Así que con la ayuda de una espátula fina las dispuse con más separación. Os comento esto porque aunque la masa no crece sí que se expande muchísimo debido a la mantequilla, que, al derretirse con el calor, hace que el montoncito se desmorone y se expanda.  Tenedlo en cuenta y dejad un espacio generoso, como el de la fila más cercana a la cámara, para que se expandan sin problemas y sin tocarse las unas a las otras.



Introducidlas en el horno que ya tendréis precalentado a 190ºC y dejadlas cocer unos minutos hasta que se doren. 

Yo las puse en función turbo, o ventilador, y las dejé aproximadamente 13 minutos. El libro habla de entre 15 a 20 minutos, pero como esto depende mucho de vuestro horno, idlas vigilando porque se hacen enseguida.




Al terminar, sacad la bandeja del horno y dejad que se enfríen allí mismo unos minutos. Tened mucho cuidado porque mientras están calientes se rompen con muchísima facilidad. No las toquéis!

Lo ideal es que, una vez estén cocidas, las dejéis enfriar en la misma bandeja, fuera del horno, hasta que notéis que se han endurecido ligeramente. 

Luego, ayudándoos siempre de una espátula, las lleváis cuidadosamente sobre una rejilla para que terminen de enfriarse completamente.

Una vez frías y para conservarlas (si es que os sobran) guardadlas en algún recipiente metálico, como cualquier otro tipo de galleta. Yo suelo además disponer una servilleta de papel en la base, tengo la sensación que ayuda a absorber la humedad y se conservan mejor.



El libro está plagado de galletas, sabéis lo que me hizo decidirme por estas? (el chocolate no cuenta como respuesta válida :-) ) me encantó el aspecto rústico que tenían, inconscientemente creo que me parecieron muy caseras, muy artesanas. Simplemente las encontré muy atractivas. Evidentemente el chocolate y las guindas son también para mí un argumento perfecto. Incluso en el aspecto visual. Les da un colorido precioso y eso cuenta a la hora de elegir. Si tenéis el libro me entenderéis, es imposible decidirse por una sola receta :-P

Podéis hacerlas con todo tipo de ingredientes, como frutos secos o confitados, e ncluso algunas frutas frescas como el plátano o los higos. El chocolate va bien con todo :-)))


Algo que me encantó cuando las probé es que no son nada contundentes, no me gusta la sensación terrosa de algunas galletas con una proporción alta de harina. Son muy ligeras en cuanto a textura, huelen a mantequilla mientras las acercas y su sabor resulta inconfundible. Casi se deshacen en la boca. Procurad utilizar una buena mantequilla.

Lo sé, nadie ha dicho que los pecados no lleven su penitencia. Pero esta galleta lo vale, palabra de chocoadicta :-)


. .

43 comentaris:

  1. Jo la nocilla ja no me la autoprohibeixo p no m'agrada!! :P pero aquestes galetes no sé pas.... Amb les cireres han d'estar boníssimes!!

    Petons

    ResponderEliminar
  2. Yo también me prohibo y me dejo querer!!! Y como tú, me gusta, me enloquece el chocolate y lo dulce en general. Estas galletas no tienen nombre!!! Estupendas y las fotos sin comentarios, parecen reales!!! tienes un blog muy bonito, me quedo. Besinos.

    ResponderEliminar
  3. Con lo aficionada que soy a las galletas caseras y no tengo ese libro! Tampoco me gustan las galletas con mucha carga de harina y pesadas. estas parecen perfectas. Me quedo a seguirte y a aprender cosas nuevas. Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Humm súper ricas las galletas, pero yo digo una cosa, es que todo lo que está rico engorda??? Por qué????? Horror. Sí, a veces me autoprohibo algún que otro alimento, pero da igual, si no es la mantequilla, es el chocolate, ó nata ó frutos secos.... o pasta... jo.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Jajajaja, me has hecho reír con aquello de " la lujuria se paga muy cara" y sí.. en un momento las comes y en segundos ya están donde no quieres :D
    Autocontrol, pero cómo con estas delicias !!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Pues de mis tres hermanas que llevamos el blog, la que te escribe no se priva de nada, y encima las galletas es mi debilidad, me gustan todas, y las tuyas, ya te digo estoy babeando como el coyote de los dibujos cuando corría detrás del core-caminos.
    Saludos desde Cádiz.

    ResponderEliminar
  7. Sencillamente maravillosas las galletas y tus comentarios, esto si que es lujuria jajajajja
    Buenísimas!
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. No lo puedo evitar, antes de empezar a leer me paseo de arriba abajo por todas tus fotos, es como el aperitvio de tu entrada.

    Me he reído con "tus endorfinas", las mías reaccionan a todo, ese es mi problema, tanto a lo dulce como a lo salado, ja,ja.
    Te entiendo cuando dices que no llegas al postre.A mí me pasa lo mismo pero la gula siempre gana a mi estómago ja,ja. Aunque a decir verdad, disfruto mucho más un trocito de tarta a media tarde que después de una comida.

    Respecto a tus galletas....Pues tienes razón, su aspecto rústico y casero llama la atención.
    Este tipo de galletas con "mantequilla de verdad" me apasionan pero fíjate a mí no me gusta utilizar la vainilla para que precisamente el sabor de la mantequilla sea bien marcado.

    Como siempre, un placer venir a tu cocina.
    Aquí el domingo pasado por agua.
    Un abrazo fuerte,
    María José.

    ResponderEliminar
  9. Tienen que estar de muerte¡¡¡. Te felicito por las fantásticas fotos y por el paso a paso. Da la sensación de que las galletas se pueden coger con la mano. Un besin

    ResponderEliminar
  10. Montse sempre m'epero les teves receptes,m'encanta entrar a la teva cuina,es desperten tots els meus sentits.
    Es un plaer seguir els teus pas a pas ,la veritat es que sempre aprenc coses.
    I referent a les postres són la meva devilitat,tan per elavorar-les com per provarles,i com més complicades millor encara que de vegades m'emporto alguna que altre enraviada , però bé jo insisteixo fins que em surt.
    Una abraçada ben forta desde Girona.

    ResponderEliminar
  11. No soc gaire de cireres, pero tenen una pinta escandalosa, rustica com tu dius...crec q les tastarem, a la Judith sí q li agraden les cireres

    ResponderEliminar
  12. A mi també em sol passar, no arribo als postres i sempre li dic al meu xicot de ocmpartir-los! en canvi per berenar i esmorzar m'encanta menjar algo dolç (també amb limitacions, jeej).

    Es veuen molt bones les galetes, a mi sí m'agrada notar una mica la sal però sempre he epnsat que s'hauria de posar amb la mantega i sucre perquè dongui temps a que es desfagi bé en comptes de posar-la amb la farina com diuen moltes receptes...no se, algún dia faré la prova.

    Molts petonets guapa!!

    ResponderEliminar
  13. Ah!! i l'impulsor jo tampoc entenc perquè s'hi posa...

    ResponderEliminar
  14. ESSAS BOLACHAS FICARAM UMA VERDADEIRA TENTAÇÃO, NÃO DÁ PARA RESISTIR A COMER APENAS UMA OU DUAS...
    BOM DOMINGO
    BESOS

    ResponderEliminar
  15. Mira tengo varias recetas de galletas pero como estas no, me las llevo para hacerlas un día!!!!

    ResponderEliminar
  16. Quina pinta!! Aquestes galetes surten de la pantalla!!!!!
    Què faríem sense el dolç! Jo ja puc intentar menjar sa i variat, verduretes i fruites, però el meu moment dolç del dia que no me'l llevi ningú!!
    Uff...tenc autèntiques baralles amb la nocilla..el pot em mira, i em parla, i jo soc dèbil...llavors tenc remordiments profunds!!
    Aquestes galetetes han de ser boníssimes, a veure si ara que començarà el fred m'animo a fer-les! Petons!

    ResponderEliminar
  17. Una galletitas ideales para la merienda acompañando a un rico café.

    Besos!
    Ana de: 5 sentidos en la cocina

    ResponderEliminar
  18. Ideal pel pecat de mitja tarda, amb la dosi de xocolata i sucre necessaris per acabar la jornada amb bon humor. Tenen una pinta deliciosa!

    ResponderEliminar
  19. Vaya, se me ha borrado el comentario. Bueno te resumo, creo recordar que nunca te he visto hacer galleta y vaya, según leía el post y veía las fotos SE ME HACIA LA BOCA AGUA!!!.

    Sabes que no soy goloso como tú, pero es cierto que cuando aprietan las ganas, es una ansiedad la que te provoca... Yo chocolate también a muerte, en mi caso una onzita después de comer, o un par, según lo puro que sea ;).

    Y la leche condensada ni la menciones!!!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Hola! Tus galletas se ven fabulosas, me han encantado!

    ResponderEliminar
  21. Galetes? Amb xocolata? I qui s'hi pot resistir?
    Jo aquesta tarda he decidit que la dedicaré a fornejar piles de galetes, que és la meva assignatura pendent!
    Les teves, així rústiques, m'encanten!
    Petonets
    Sandra

    ResponderEliminar
  22. Hola, no tenía el placer de conocerte, pero como hablan maravillas de tí, aquí estoy.
    Me llamo Montse, como tú, me voy a quedar por aquí.
    cocinandoparamispeques

    ResponderEliminar
  23. me parecen unas galletas deliciosas..........
    un abrazo,belen

    ResponderEliminar
  24. jejeje... aquí en tens una altra que pateix els mateixos símptomes! ;) I això em recorda que hauria de preparar algunes galetes per cobrir aquestes "necessitats". :D Les teves galetes m'han fet venir unes ganes de picar-ne una ara mateix. ;)
    Petons!

    ResponderEliminar
  25. se ven riquísimas estas galletas que nos compartes hoy

    ResponderEliminar
  26. Aquest llibre també el tinc i tens raó que és una autèntica temptació :)) el mateix que aquestes galetes teves...es veuen delicioses!!!
    Petonets

    ResponderEliminar
  27. Veient aquest pas a pas es veu tan fácil fer-les que no trigaré en fer-les.
    Gràcies per compartir amb nosaltres les receptes.
    Petons

    ResponderEliminar
  28. Amiguita hermosa, que belleza, que finura de galletas.
    Ha sido muuy dificil verlas, porque estan taaaaan buenas, tan bonitas y yo a dieta. Pero se las voy a hacer a los nenes, y por unas 2 o 3 que me coma no pasa nada..
    besitos

    ResponderEliminar
  29. I was recommended this web site by my cousin. I am not sure whether this post is written by
    him as www.e-slovensko.net no one else know such detailed about my trouble.
    You’re wonderful! Thanks!

    ResponderEliminar
  30. I love your blog.. very nice colors & theme. Did you make this website yourself or did you hire someone to do it for you? Plz reply as I’m looking to create my own blog the riviera puri and properti jabodetbek would like to know where u got this from.
    thanks a lot

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Ir Arriba