domingo, 1 de mayo de 2011

Croque-madame de Moixernons y espuma de huevo




Un sandwich caliente de jamón y queso, hecho a la plancha, es lo que seguramente la mayoría conocéis como  mixto, lo que los barceloneses llamamos bikini, los norteamerícanos grilled cheese y lo que en Francia es conocido como croque monsieur

Antes de que se pusieran de moda calientes y tan variados, solían ser un bocado que nutriera mucho en un volumen  muy reducido por lo que siempre se comían emparedando todo tipo de carnes rojas. Según cuenta la marquesa de Parabere en su libro "Historia de la gastronomía", estos sandwich de pan de molde, tan reconstituyentes, los inventó un aristócrata inglés de nombre John Montagne y que ostentaba el título de cuarto conde de Sandwich. Y nos lo cuenta así: 

"Este aristócrata, nacido en 1718 y fallecido en 1795, fue un empedernido jugador. Jugaba noche y día, y era tal su afición que ni tan solo para comer quería dejar la partida. Para alimentarse sin tener que dejar de jugar inventó los sandwiches, es decir, dos sendas rebanadas de pan bien embadurnadas de manteca y con un trozo de carne o jamón al medio. Esto les pareció de perlas a los otros jugadores, y de uno a otro fue propagándose la moda, primero entre sus amistades y luego al mundo entero. Se empezó a vender en Londres, y hoy día hay muchos comercios dedicados a esta venta, expendiéndose más de cuarenta sandwiches distintos."
No obstante, la autora añade en un pie de página: "(1) Yo no pretendo rebatir la fama de los sandwiches, pero creo que de todo tiempo se habrá introducido alguna vianda en el pan. Lo que hizo lord Sandwich fue refinarlo."

No sería a lo único que diera nombre el ilustre Lord, además del bocadillo, y esto lo he leído en wikipedia, el cuarto conde de Sandwich y primer Lord del Almirantazgo Británico se lo dio también a las islas Sandwich del Sur, que no debe confundirse con las islas Sandwich, que era como se denominaba antiguamente lo que hoy se conoce como Hawaii

En cuanto al sandwich caliente francés resulta algo más complejo dar con su origen. Muchas de las fuentes que he consultado atribuyen este tipo de emparedados calientes a un ancestro que ya practicaban  los aborígenes australianos. Parece ser que éstos cazadores cocían las carnes que capturaban entre dos rebanadas de pasta que colocaban sobre un fuego de leña y que sujetaban con la ayuda de una suerte de pinza larga. Por lo que he leído, estas carnes emparedadas en pasta (que no se especifica de qué tipo),  aparecerían simultáneamente en Indonesia y siglos más tarde se descubrirían en el Pacifico. Lo cierto es que, aunque se sirve por primera vez en un café de París en el año 1909,  la primera referencia escrita  del término Croque monsieur aparece en una obra de Marcel Proust, "À l'ombre des jeunes filles en fleurs", y que escribiría en 1919.  La cita donde se encuentra es la siguiente: "elle avait commandé pour nous à l'hôtel des "croque-monsieur" et des "œufs à la crème"



En Barcelona la historia es mucho más reciente. Cuando mis padres iban de bailoteo existía una sala llamada Bikini, donde además de escuchar música y bailar, podías hacerte unas partiditas de minigolf y tomar un bocado. El nombre, muy probablemente, se le daría porque en aquella época se hablaba mucho del atolón (islas Marshall) donde Estados Unidos hacía pruebas nucleares con la bomba de hidrógeno,  con las que desgraciadamente se hizo muy popular. Algo que por cierto también acabaría dando nombre a las dos piezas que las señoras se pondrían para bañarse en la playa, entre otras cosas. En la sala Bikini se empezó a servir un sandwich directamente importado de Francia llamado Croque monsieur, dos rebanadas de pan de molde, con jamón y queso y pasado por la plancha para servir calentito. Como en la época franquista estaba prohibido usar públicamente otra lengua que no fuera la castellana, hubo que darle al sandwich el nombre de "bocadillo de la casa". Se hizo tan popular que la gente lo pedía en otros lugares como "el bocadillo del bikini". De esta manera,  y con paso el tiempo y el uso, terminó llamándose simplemente bikini, siendo así como se conoce desde entonces en toda Barcelona y en muchas comarcas catalanas a medida que les iba llegando la idea o alguien lo pedía.

Hoy en día la sala continúa abierta. Yo la he conocido en mi adolescencia como discoteca y local de conciertos y por aquel entonces ya no había rastro del minigolf ni servían ningún tipo de comida (los famosos 80's jejej). Y hasta hoy, que siguen teniendo una muy buena infraestructura móvil para medianos y pequeños conciertos, para grupos  minoritarios, como la reciente actuación de Pendragon,  a la que también asistí cuando lo hicieron en 1996.  Parece ser que tienen un departamento de prensa con el que contactar, sin embargo, tras casi año y medio de haberles contactado para documentarme sobre la historia de la sala y su famoso bocadillo, aún no he obtenido respuesta alguna. Así que la que os he contado es solo mi propia historia con la sala.

Volviendo al croque monsieur, llamado en ocasiones croque messieurs (en plural), en Francia existen un par de variantes importantes. La más conocida es el croque-madame, denominado así porque sobre la rebanada superior se coloca un huevo frito, de tal manera que recuerda a los tocados o sombreros que llevaban las señoras en la cabeza. Y así aparece explicado en "l'Encyclopédie et dictionnaire raisonné des sciences, des arts et des métiers" de Denis Diderot y Jean Le Rond D'Alembert. Durante la década de los 90 apareció en todos los cafés franceses el "Croque-Poilâne", que consiste en un croque monsieur preparado con el famoso pan del célebre panadero francés Lionel Poilâne. El común denominador a estos nombres es la palabra croque, que en francés designa algo crujiente o que cruje al morder.

El croque-madame que os traigo hoy es una adaptación de la creación del chef Alain Ducasse y que sirve en Le Jules Verne bajo el nombre de Croque Monsieur trufes et Oeuf. El Jules Verne es un restaurant situado en el segundo piso de la Tour Eiffel de París, a 125 metros del suelo y que dirige Ducasse desde el año 2007. Me ha sorprendido tanto la originalidad con que puede presentarse algo tan sencillo que he querido compartir mi versión con vosotros. A la vez me gustaría participar con él en el “Concurso Bocadillos” que ha organizado Whole Kitchen.




El bocadillo original del chef Ducasse está realizado con queso emmental y trufas. El emmental es el queso utilizado normalmente para este tipo de sandwich y aunque siempre tengo en casa, en pieza o rallado, al volver de las mini vacaciones la nevera me hacía eco, con lo que lo sustituí con un manchego tierno que no tiene nada que envidiarle. Os lo comento porque si disponéis de emmental podéis usarlo. De trufas ni tenía ni pensaba comprar, no me gustan demasiado, pero pensé que también quedaría muy bien con estas setas que son algo más asequibles y le dan un sabor especial y característico, muy sabroso.

El Moixernó,  Moixeró (parque natural Cadí-MoixeróCarrerola, Carmanyola (como es denominado también en la Cerdanya), o bolet de Sant Jordi,  (porque aparece en primavera por esas fechas) y si no me equivoco, senderillas en castellano (suerte de la etiqueta del bote :-) ), es una seta deliciosa, que se caracteriza por tener un pie muy delgado y largo y un sombrero convexo de láminas muy delgaditas. Su carne no es nada fibrosa, más bien al contrario, puesto que se rompe con mucha facilidad desmigándose entre los dedos. Su olor puede recordar un poco al de la harina fresca, sin embargo a mí me huele a prados verdes, paja seca, vacas y el pirineo en verano, cosas del subconsciente :-)

Esta seta acompaña las carnes en salsa de manera excepcional, aportándole un sabor inigualable, un color muy característico  y un cuerpo similar, aunque salvando las distancias, al que proporcionaría la harina. Es muy típico usarlas en la ternera estofada para el tradicional Fricandó.

Os voy a contar algunas curiosidades que conozco porque mis tías abuelas, las de la Cerdanya, solían cogerlas todas las primaveras y las secaban para aprovisionarse luego en el otoño.

Mi padre me ha explicado que, en esta comarca, se encontraban abundantemente en los prados donde pacen las vacas. Ellas se pasan el día comiendo hierba excepto en aquellos lugares donde sus compañeras han hecho sus necesidades, por decirlo de alguna manera. Las vacas no se acercan ni vuelven a comer, al menos durante un par de años, a esos pequeños trozos de prado "abonado". Con el tiempo, la riqueza del suelo y el efecto de la climatología, aparecen decenas de éstas setas rodeando la periferia de estas pequeñas áreas. Por eso siempre que se encuentran aparecen en forma más o menos circular y en grupos numerosos.

A diferencia de otras especies el moixernó no se cultiva artificialmente, solo se encuentra en prados verdes,  de hierba fresca y entre matojos, lo cual obliga a quienes las recogen a un trabajo manual muy laborioso. Ello también explica el alto coste que alcanza más tarde en los mercados. Cuando era pequeñita (a finales de los 60) un kilo de estas setas se pagaba alrededor de 3.500 pesetas de la época (unos 21 euros que podían representar el sueldo de un trabajador), Aunque hay  que tener en cuenta que, una vez secas, no pesan nada. Mis tías abuelas las recogían en primavera, las dejaban secar en bolsas de papel y en septiembre, cuando íbamos de vacaciones, estaban ya secas y a punto para consumir o guardar. Mi madre recuerda que siempre nos daban una bolsa llena y que ella lo valoraba como un auténtico tesoro. No es excesivamente fácil encontrarlas en los supermercados, pero sí que las encontrareis en tiendas especializadas o por ejemplo en el supermercado de El Corte Inglés, tanto en pequeñas bolsitas o tarros como el que os muestro. Si no lo habéis hecho aún y tenéis ocasión, probadlas, no se parecen a ninguna seta que hayáis probado con anterioridad. :-)


Ingredientes: 

Para el pan de molde casero:

Os daré las medidas y unas escuetas instrucciones para que lo hagáis, pero si preferís, podéis usar pan de molde comercial. Sin ningún problema.
  • 500gr. de harina de fuerza (especial para panadería)
  • 275 ml. de leche (entera o semidesnatada)
  • 50gr. de mantequilla (podéis sustituirla por aceite de girasol o margarina)
  • 1 huevo
  • 4 o 5 gr, de levadura de panadería liofilizada (1 sobrecito, tipo maizena o vahiné)
  • 60gr. de azúcar
  • 1 chucharita (de café) de sal
Necesitareis algo más de azúcar, disuelto en agua, para pintar y un poquitín de harina para el molde.

Aquí os dejo el paso a paso detallado por si queréis consultarlo.



Para el sandwich: (por ración)

  • 2 lonchas de jamón cocido 
  • 1 loncha de queso manchego tierno o emmental
  • 1/2 puñadito de Moixernons o senderillas 
  • 1/2 diente de ajo
  • aceite de oliva extra virgen (para saltear las setas)
  • 1 huevo
  • perejil
  • sal y pimienta
  • 1 chorrito de zumo de limón (para las claras)
  • mantequilla (para untar el sandwich)
  • unos brotes le lechuga (tipo roble) para decorar




Mezclad todos los ingredientes para el pan, excepto la harina, y cuando estén bien disueltos, añadidla  poco a poco hasta que quede bien integrada. 

Amasad hasta formar una bola satinada y que se despegue de las paredes.



Dejad levar hasta que al menos triplique su volumen. Cuanto más le dejéis levar más esponjoso resultará.


Poned la masa sobre una superficie ligeramente enharinada y quitadle el aire. 

Estirad con el rodillo en forma rectangular y de un tamaño similar o ligeramente superior al ancho del molde que vayáis a usar para cocerlo. 

Enrollad la masa.



Enharinad muy ligeramente el molde y colocad la masa.

Dejad que doble su volumen en un lugar templado y preservándola de las corrientes de aire.

Una vez haya crecido pintad la masa con el agua azucarada.





Llevadla al horno precalentado a 180ºC y dejad cocer por 15 minutos aproximadamente o hasta que presente un color dorado.

Aseguraos que está cocido dándole  pequeños golpes que deben sonar hueco.

Retirad del horno pero dejad templar el pan dentro del molde para facilitar el desmoldado, justo hasta que notéis que, aún estando caliente, no os quema al taco.

Desmoldad.

Si es la primera vez que hacéis este pan, os recomendaría que consultarais el paso a paso detallado. Allí además  os doy todos los consejos y trucos que conozco.  



Mientras enfría el pan poned en remojo els moixernons. Si usáis agua templada serán apenas unos minutos.


Mientras separad la yema de la clara y reservadla.



Montad la clara con un pellizco de sal, el perejil y un poco de zumo de limón, aproximadamente 1 cuchara sopera.



En una taza pequeña o bowl adecuado  al tamaño del huevo poned parte de la clara montada.



Practicad un pequeño hueco donde albergar la yema.



Terminad con más clara y rasead con un cuchillo sin punta. 

Tapad con papel film y reservadlo en la nevera hasta el momento de la cocción.



Enjuagad ligeramente, escurrid y dejad secar un poco las setas sobre un paño de algodón.

Tened cuidado de haber eliminado la tierra y las pequeñas briznas de hierba que suelen venir con ellas.

Picadlas junto al ajo y el perejil de manera que se reparta bien dentro del bikini.



Salteadlas brevemente en una sartén y un poquito de aceite de oliva.

Reservad.

Si no sois muy amantes del ajo no os preocupeis, apenas se nota, pero realza el sabor de todas las setas notablemente. Os lo recomiendo.



Cuando el pan esté totalmente frio cortad dos rebanadas por sandwich.



Si el pan de molde es comercial no será necesario, pero si lo hacéis vosotros seguramente estará deformado por el molde. Entonces pulid bien los laterales.



Colocad una loncha de jamón y otra de queso. Sobre ellas repartid las setas salteadas. Terminad con otra loncha de jamón y cerrad el bocata.



Untad ligeramente con mantequilla. Muy ligeramente pero hacedlo, porque cambia muchísimo la textura y el sabor si no se la ponéis.



Llevad los sandwich a una plancha caliente y tostadlos por ambas caras.

Con una espátula de acero inoxidable se suelen aplastar un poquito para ayudar a que el calor llegue al centro del bocadillo y derrita el queso.



Mientras se hacían fui a buscar unos brotes de lechuga. La última vez que os mostré las lechugas fue cuando planté la variedad batavia. Hoy me gustaría enseñaros estas de variedad roble. 

A mi me parece que aportan un toque muy elegante a las ensaladas, tienen un color precioso. Sin embargo, son algo más delicadas y no crecen tan rápido como la lechuga verde. 

Para unos brotes hay más que suficiente :-)




Coced ahora el huevo que tenemos reservado en la nevera. Llevadlo al microondas tal y como está, tapado con papel film, y cocedlo durante 12 segundos de la siguiente manera. 


Esto me parece importante, podéis poner un platillo encima para que no rebose la clara, aún así tiene mucha fuerza ( a pesar del film y el plato). Yo os aconsejo que vigiléis el microondas y realiceis la cocción en dos tandas seguidas de 6 segundos cada una. Programais 12 segundos a potencia máxima, a los 6 segundos parais y de inmediato volvéis a ponerlo en marcha. Así evitamos en la medida de lo posible que se desborde la clara.


Vigiladlo bien la primera vez que lo hagáis por si debéis ajustar un poco el tiempo o las pausas a vuestro microondas. 

Sacadlo del micro, quitad el plato y el papel film, colocad otro platito de café sobre él y le dais la vuelta para sacarlo del molde, como si fuera un flan. No reviste ninguna dificultad y se desliza muy fácilmente. 

Lo colocáis en el plato donde vayáis a servir y añadís los brotes de lechuga.




Cortad el sandwich en secciones diagonales comenzando por el centro y con cuidado de no quemaros.

Pulid un poco los laterales si lo veis necesario.

Las disponéis en el plato formando ángulos rectos, de mayor a menor, y servís.


Si no habéis probado aún el huevo cocido así, con la clara en espuma, tened por seguro que os sorprenderá, tanto a la vista como por su contraste de texturas. Por supuesto podéis aromatizar, texturizar y dar color a las claras como más os guste, lo que abre innumerables posibilidades.



En el interior la yema queda cruda, resulta irresistible mojar el bocata en ella :-)


También es habitual acompañarlo de "frites" que saben a gloria mojadas en la yema. Solo le puse sal a las claras, pero si lo preferís podéis salpimentar un poquito la yema también en el momento que la coloquéis entre la clara montada. A vuestro gusto.


Es una manera algo más sofisticada de servir el típico croque-madame, pero no es nada complicada ni laboriosa y el poquito esfuerzo que pueda suponer de más queda compensado por esta presentación tan deliciosa y atractiva. 






Print

51 comentaris:

  1. Bueno, bueno, bueno....me has dejado sin palabras!!!! No se si con el sandwich ya hecho, o el pan o la espuma de huevo! Chica un 10! Me ha encantado todo y es hora de cenar y me has dado una idea, no podré copiarte todo, pero lo haré sin moixernons!! Has trabajado mucho! Felicidades! Besitos

    ResponderEliminar
  2. Asombroso!!!!
    Ya me imagino yo comiendo esta delicia mirando a través de la ventana del Jules Verne! wow..
    Increíble como algo sencillo, se puede convertir en todo un lujo. Servido de esta manera me comería todos kis días!
    Maduixa, felicitaciones por esta entrada, una verdadera maravilla como siempre
    besos
    Gaby

    ResponderEliminar
  3. Hola,
    lo del huevo me ha encantado. Con el film + el plato ¿no hay riesgo de "explosión"?

    Gracias & saludos,

    Jose

    ResponderEliminar
  4. Me dejas siempre boquiabierta Maduixa! la historia del sandwich, las setas, el huevo esponjoso...
    Si en vez de posts hicieras pelis ganarias el Oscar fijo!

    ResponderEliminar
  5. cóm pot ser un entrepà tan glamurós??? doncs perquè l'ha fet la Maduixa!!!!! fantàstic! espero que guanyis, perquè ens has donat una lliçó!!!! petoents guapa

    ResponderEliminar
  6. ^O^hhhhhhh!!!nena quina maravella de post, no saps les coses que he après!!!en un tres en uno, pa, entrepa i ou!!! una passada tot maca, un petonás!!!

    ResponderEliminar
  7. Qué manera tan chula de preparar un huevo!!! Creo que muchos de nosotros lo vamos a a probar...y el sandwich tampoco se queda atrás, con esas setas y tan bien presentado.
    yo estuve cenando en el Jules Verne...pero antes de Ducasse...
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  8. Espectacular, querida, un sandwich espectacular. Fíjate que yo he sido un poco ignorante en cuanto al nombre que nuestro "bikini" recibe por tierras francesas, y ya ni te cuento de cuando descubrí el nombre de su pareja, je je, no podía ser de otra manera.

    No sé si tú llegarías a conocer a Petete, y su libro gordo; bueno, pues por él yo supe de los orígenes del sandwich, y ahí se presentaba al duque de Sandwich como un jugador empedernido.

    Y el llamar "bikini" al nuestro, pensaba que era porque la forma en triángulo de la mitad de un sandwich se asemejaba a la forma de la braguita, ¡anda!

    Una entrada muy instructiva, no esperaba menos de ti, para serte sincera, y una entrada muy suculenta.

    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  9. Però això és un master de cuina!!
    M'encanta, m'encanta, m'encanta!! Ains, que soc de repetitiva!!
    Molta sort en el concurs, si jo fos del jurat, guanyaves segur!!
    Petonets!

    ResponderEliminar
  10. .- COOK ME TENDER, me alegra que te animes a probarlo ya me contarás si te ha gustado :-)


    .- GABY!! gracias cielo! :-)


    .- HOla PILAR! muchas gracias guapísima!

    ResponderEliminar
  11. .- Hola JOSÉ, Bienvenido! tranquilo que no explota :-) el problema es que la espuma crece muchísimo al calentarse y hay que evitar que se derrame y solidifique con una forma rara. Por eso os aconsejo cocerlo en dos tandas, verás como en pocos segundos se hincha, pero al parar vuelve a su sitio. El plàstico también se adapta y se infla, de ahí que sea necesario el peso del platito, que también se levanta algo. Pero no te preocupes, no es como si fuera un huevo entero dentro de su cáscara, no explota.

    Gracias a ti por visitarme y dejar tu comentario. :-)

    ResponderEliminar
  12. .- jajaj LUCÍA, a ver si voy a salir con el razzie jajajaa jajaja :-))


    .- JUDITH, si en treieu alguna cosa interessant ja em fa molt contenta :-)


    .- Hola SILVIA, moltes gràcies bonica, estic encantada que n'hagis tret profit ;-)

    ResponderEliminar
  13. .- LOLA! Estoy convencida que este huevo provocará reacciones encontradas, habrá a quien le guste y quien lo deteste (no a todo el mundo le gusta la yema cruda), pero sorprenderá seguro! :-)


    .- YOLANDA! claro que conocí el libro gordo de petete! y te acuerdas de la serie francesa èrase una vez??? que buenas eran! y aunque me pillaba un poco mayor siempre aprendía algo de culturilla general. Muchos chavales de hoy en día deberían tener algo parecido, a veces les oyes hablar y se te cae el alma a los pies. Qué lástima de enseñanza gratuita... qué mal aprovechada.

    Gracias por todo lo que me dices preciosa, es un placer sentir que lo que una escribe es útil :-)

    ResponderEliminar
  14. .- Paula, tu no pateixis, m'encanta que et repeteixis (apa!, m'ha sortit un rodolí jajajaj) gràcies, bonica :-)

    ResponderEliminar
  15. Quina croque més bona.... amb el pa casolà, el farcit de bolets i ademès el ou en escuma!! Tot un plat deluxe... ben bé si no guanyes el premi truca'm que vaig a fotre bronca a aquesta gent!! jajaja

    Un petó :)

    ResponderEliminar
  16. Ostres, Maduixa, si ja m'havia quedat embelesada amb la manera q has fet el croque madame, quan he arribat a l'ou, una mica mes i caic de la cadira...

    Nomes una coseta...pq el motllo et surti quadrat, jo el tapo amb un pes i aixi no puja (hauras de posar menys massa, es clar). I queda com el comercial, quadradet i no has de tallar el sobrant...

    Insisteixo....l'ou m'ha encandilat...

    Petons,

    ResponderEliminar
  17. Absolutamente tremendo. Lo del huevo me tiene alucinada. Bueno, y todo lo demás espectacular, pero el huevo, en concreto, sorprendente, sencillo... Maravillosa entrada, como siempre.
    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Ets una autèntica crack...
    Com convertir un bikini en un plat de luxe?! Doncs molt fàcil, posant-lo en mans de la Maduixa!! M'encanta!
    Aquesta manera de fer l'ou l'utilitzaré segur!!
    Petonets
    Sandra

    ResponderEliminar
  19. Crecí comiendo los croquemonsieurs que hacía mi madre con una prensita que se trajeron de París. Me fascinaba que la mantequilla se pusiera por fuera, jajaja. Era la merienda-cena tradicional de los domingos. Pero ¿lo que tú has hecho? Una obra maestra. Me encanta tu capacidad de elevar a sublime las cosas más habituales de la cocina.

    Besos,
    Nikk

    ResponderEliminar
  20. Gracias por responder Maduixa. Leo el blog desde hace tiempo, pero hasta ahora no me había surgido una duda consistente.
    Pensaba eso, que la clara crecería y si el calor era demasiado, constreñido por el film y el plato, podría tener algún tipo de "explosión" y quizá sería conveniente hacer algún mínimo agujero al papel para dar salida a esa presión.
    Probaré con dos golpes cortos de microondas a ver qué tal.

    Gracias & saludos,

    Jose

    ResponderEliminar
  21. .-ANNIKI!! jajajjaja vale!! jajajaja un petó preciosa! :-)


    .- Hola SONIA!! és original oi? ja ho sé bonica, a l'entrada del pa també ho explico això de tapar-lo, el que passa es que a mi ja m'agrada que quedi ben esponjós y amb orelles, em sembla més casolà i tot :-)

    ResponderEliminar
  22. .- gracias MACU, guapísima :-)


    .- SANDRA, doncs si tens cap dubte m'ho dius, perque és senzill, però has de trobar-hi el punt al teu micro. Ja em diràs què tal :-)

    ResponderEliminar
  23. .- Muchísimas gracias NIKK :-) un beso guapa!


    .- JOSE, no dudes en preguntarme lo que necesites. Cuando lo pruebes verás mejor de lo que te hablo. El film no es suficiente para retener la clara y si dejas que se desborde te quedará deformada. Préstale mucha atención la primera vez porque cada micro es un nundo y puede que necesites ajustar algo los tiempos. Coméntame, vale? un abrazo :-)

    ResponderEliminar
  24. Dios mio!!!Estando delante de algo asi,que mas se puede decir?!Leyendo tanta informacion valiosa,viendo este pan de molde-que nunca mas he visto algo tan esponjoso-y viendo que partiendo de un simple bikini-sanwich puede resultar algo tan exquisito....que mas puedo yo decir???!!!NADA!!!SOLO ME QUITO EL SOMBRERO!!!!

    ResponderEliminar
  25. Si nada se tuerce haré la prueba esta misma semana y en este mismo hilo lo cuento.

    Gracias & saludos,

    Jose

    ResponderEliminar
  26. Maduixa,

    No dejas de sorprendernos nunca. ¡Qué versión tan deliciosa de un tentenpié tan clásico! Es todo un regalo para los sentidos (vista, olfato y gusto). Me encanta tu alternativa con las senderuelas. Yo no las conozco pero me quedo con la copla por si acaso se cruzan en mi camino alguna vez. Y me has dado una idea estupenda para darle un toquecito mediterráneo al asunto. Tendré que probarlo.

    Por cierto, si haces el paté de atún con las modificaciones que me decías (chalota y oloroso) ya me dirás si te gusta.

    Un beso,

    Sacer

    ResponderEliminar
  27. Has hecho un bikini de alta costura. Y el huevo de esa manera sorprende mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  28. Uau, no havia vist mai l'ou cuinat així! Ho trobo genial, em guardo la recepta directament als pendents.
    I la presentació dels sandwich l'he trobada exquisita, em sembla una manera preciosa de vestir de festa un senzill però deliciós entrepà ;)

    ResponderEliminar
  29. Maduixa: Para mí ver estas recetas es como entrar en otro mundo. Te voy a ser sincera, yo esto no lo hago. Me parece difícil, muy laborioso y total...en mi casa se lo comen y lo mismo ni se enteran de lo que me costó hacerlo. Así que sigo disfrutando con tus maravillosas ideas pero no te copio porque, aunque lo intentase, no me iba a salir.
    Preciosas fotos y gran trabajo!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  30. Quin post taaaaant treballat!, com tens temps de fer-ho?. A més de les receptes, documentació sobre la història del bikini, no sabia que es deia així per la sala de festes. la reepta de l'ou la trobo genial i la presentació del bikini, molt original.

    ResponderEliminar
  31. Me encantan tus entradas, y luego para colmo nos pones una presentacion de lujo.
    De un plato sencillo consigues hacer un plato de lujo.
    Besos

    ResponderEliminar
  32. Una receta muy original y estética. Tienes mucho arte. Me encantó esta entrada.
    Un abrazo y buena semana

    ResponderEliminar
  33. Maduixa!!! quina meravella de sandwich!!! has aconseguit que tingui un nivell altíssim! t'ha quedat de luxe, m'encanta!!
    Un petonet bonica!

    ResponderEliminar
  34. Una meraviglia mi ha stupito ciao

    ResponderEliminar
  35. Una historia genial para una receta genial. Me ha encantado saber de los antecedentes originarios de semejante manjar que has bordado. Las fotos muy suculentas, como siempre.

    Besos.

    ResponderEliminar
  36. Ya conocía ha historia del conde de Sancnwich, pero lo demás me ha encantado.
    El croque madame riquísimo. Alguno comí hace muchísimo en París.
    Un besazo.
    Alicia.

    ResponderEliminar
  37. No sabía la historia del nombre Bikini, y mira tú por dónde nos lo has contado en este fantástico post. Qué sandwich tan impresionante, por favor dime dónde hay que votar tu sandwich como ganador del concurso de bocadillos de Whole Kitchen.

    Además, nada de lo que cuentas de este croque-madame, lo conocía, y todo el plato incluído ese huevo fantástico que nos enseñas, y nos comentas como preparar, me parece sencillamente ideal.

    No me canso de decírtelo o insuártelo, éste es sin duda una de los mejores blogs de este país.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  38. Mare meva!! quin post més fantàstic!! ets una crack. M'he quedat sense paraules. Ja m'agradaria menjar per aquñi un bikini que fés aquesta pinta. I a sobre amb els bolets saltejats i aquesta escuma. Ha de ser boníssim!!

    Molts petonets i gràcies per aquests posrs tan complerts!! :)

    ResponderEliminar
  39. Montse, crec que els francesos et vindran a contractar perquè n'has fet una presentació, espectacular!!! Bravo!
    Petons!

    ResponderEliminar
  40. Impresionante!!!!
    Eso no es in Sandwich es ARTE.....
    Felicidades.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  41. Dios bendito que pan ¡es una locura! enhorabuena ante todo por esta belleza y el resto es simplemente sensacional
    Suerte en el concurso, besos

    ResponderEliminar
  42. TE DESCUBRI AYER GRACIAS A DAP Y DESDE AHORA SERA UNO DE MIS BLOG HABITUALES, IGUAL QUE WEBOS FRITOS Y DAP.QUE MANERA MAS ORIGINAL DE PRESENTACIÓN Y EL HUEVO NI TE CUENTO...LO PRACTICARÁÉ HOY MISMO.MIS HIJAS VAN A QUEDAR ALUCINADAS.GRACIAS.(DESDE AYER YA HE LEIDO TODAS LAS RECETAS,UNA A UNA.ME ENCANTAN¡ENHORABUENA!Mª LUISA

    ResponderEliminar
  43. Con retraso, lo siento, pero he probado lo del huevo en el microondas y ¡funciona! :-) ¡Es como si la yema estuviera rodeada de nubes!

    Saludos,

    Jose

    ResponderEliminar
  44. Jose, me alegra muchísimo que te saliera bien, te agradezco que hayas venido a contármelo :-)

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  45. ¡Enhorabuena! Descubrí tu blog ayer y la verdad es que me lo leí de un tirón. Todas las recetas tienen un encanto especial y las fotos son espectaculares. Y me parece que voy a empezar a disfrutar de tus propuestas con esta misma receta. Zure bloga, oso ona da!

    ResponderEliminar
  46. Milla esker, anónimo :-) Sé muy bienvenido/a

    ResponderEliminar
  47. el huevo me salió un churro, se hizo muy poco y se me escurrió todo, y eso que lo tuve 20 segundos! lo volveré a intentar porque de sabor me gustó un montón, vaya contraste!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es algo muy sensible a la hora de cocinar y depende muchísimo de la potencia de tu microondas. Supongo que hiciste las pausas que comento, pues es importante para que no se desborde. Vuélvelo a intentar, pero esta vez, haz más pausas (entiendo que con lo de que se te escurrió, quieres decir que te rebosó la clara)cada 4 o 5 segundos y a ver qué tal. El tiempo final deberás definirlo tú, en función de la potencia de tu micro y también de en qué punto de cocción te guste que quede.

      Normalmente la primera vez es un poco para tomar estas medidas, luego, cuando sepas lo que necesita, ya te saldrán perfectos todos.

      Eliminar
  48. He alucinado con el huevo!
    Me parece una receta espectacular.
    El bikini yo tambien lo conozco como tal peré le toque de los Muixernos me ha sorprendido muy gratamente.

    Me apunto la receta con la favoritas.

    Una saludo,
    www.unestapes.blogspot.com

    ResponderEliminar
  49. buscant receptes de torrons m'he topat amb el teu i et felicito
    una puntualització en relació als bolets El que tu tens en el pot son carreretes,carreroles, camasecs ,en definitiva -marasmius oreades - El "moixarnó" que és un dels noms del bolet de sant jordi -calocybe gambosa - és un bolet de primavera molt més escàs i molt, molt més car que les carreretes.La llei d'etiquetatge permet fer servir un nom"comercial" sempre que es faci constar el verdader nom en els ingredients Així pots trobar pots de "llanega del pirineu" un nom de un bolet que no existeix i que en realitat són xiitaques ( si mires la composició diu ben clar que són lentinus edodes) o" fredolic de botó"

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Ir Arriba