lunes, 13 de septiembre de 2010

Mojito Time. El Mojito de La Habana, y por fin vacaciones.







Dicen que el mejor mojito cubano es el servido desde 1942 en La Bodeguita del Medio. Mi suerte es la de tener en la familia una licenciada en historia latinoamericana y diplomada en periodismo, nacida en La Habana, de la que aprender de primera mano multitud de historias apasionantes, relacionadas con su trabajo, y también curiosas como la que os contaré hoy. Desde que llegó a Barcelona, hace ya un año, y cada vez que nos hemos visto, hemos acabado teniendo conversaciones ( bueno, yo más bien escucho con admiración), sobre política, historia y acerca de pequeñas anécdotas de la historia que muy probablemente nunca se plasmarán a papel. Alguien que ha entrevistado a grandes personalidades, tiene, además de una conversación siempre intersantísima, relatos que contar que me resultan tremendamente atractivos. Ya hace mucho tiempo que le dije; Sunia, tienes que explicarme como hacéis el mojito en La Habana, y ella, que conoce mi afición a la historia, me dio, además de la receta, toda una lección. 









martes, 7 de septiembre de 2010

Timbal de mousse de chocolate



Seguro que a todos os es familiar la mousse de chocolate. Es un postre típico de la cocina gala,  realizado, generalmente, a base de huevos y chocolate que, trabajados convenientemente, darán como resultado una peculiar textura esponjosa y suave. 


Las mousses de chocolate pueden ser más o menos ligeras, en función de vuestros gustos o de cómo penséis presentarlas. Incorporando nata montada acentuaremos su suavidad y esa sensación etérea que nos deja en el paladar una buena mousse. La receta que os traigo es de las más ligeras para que fuera más fácil moldearla y adecuada para la presentación que os quiero mostrar. 


La idea, que no la receta de la mousse,  la saqué del libro "Les postres d'El Bulli", escrito por Albert Adrià, donde, además de contarnos todo y más sobre el chocolate, nos da muy buenos consejos de como trabajarlo. En el libro, Albert Adrià, cuenta como preparar éste timbal, e intentado trasladaros sus palabras viene a decir que lo que más sorprende de ésta técnica es la capacidad de engañar al comensal, haciéndole creer que se trata de un cilindro de cobertura relleno de mousse de chocolate. Será al romperlo con la cuchara cuando descubriremos que el cilindro también es de mousse. 


La técnica consiste en esparcir una fina cantidad de mousse sobre un lámina de acetato o PVC. Se confecciona una base, también de mousse, y sobre ella se asienta el cilindro cerrado. Se congela a 20ºC bajo cero, se retira el plástico y se procede a su relleno. 






Yo probé de hacerlos así una vez, como podeis observar en las fotos, pero me resultó un poco complicada su manipulación. Para qué engañarnos, yo no tengo esa habilidad. Así que me se me ocurrió una idea similar pero de ejecución más adecuada a mis capacidades, y es la que quiero compartir hoy con vosotros. El resultado es idéntico, y podréis presumir de presentar un postre como en el bulli en vuestras mesas. :-)

Y os preguntareis el por qué de tanto rodeo para algo que parece sencillo a primera vista, y la respuesta es muy simple, no me gustan las gelatinas, así que hay que aprovechar las propiedades del chocolate y los procedimientos de los maestros de la cocina para conseguir este resultado.

os cuento como lo he hecho:


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Ir Arriba