sábado, 31 de julio de 2010

extraordinario licor de cerezas






No, no he exagerado un ápice en el título de esta entrada. Para mí, que no me apasionan las bebidas alcohólicas, los licores de frutas son prácticamente una golosina que me apetece paladear de vez en cuando. Y este es extraordinario, sin exagerar.

Este licor de cerezas alcanzará su máximo esplendor cerca de Navidades, cuando se habrán macerado y asentado todos sus sabores, aunque estando recién hecho ya resulta exquisito. Sin embargo os lo traigo ahora, que aún se pueden encontrar cerezas en el mercado, para que podáis prepararlo. 

No necesitáis nada especial, ni siquiera lleva trabajo alguno. Solo requiere buena materia prima, tiempo y cariño :-) . Si lo preparáis tendréis un delicioso licor, 100% casero, que podréis degustar en casa u obsequiar a algún amigo. Es un regalo que apreciaran en todo lo que vale. Podéis estar seguros. 



Me hubiera gustado participar con él en el concurso de Futuro bloguero, que ha sido un exitazo y ha reunido recetas extraordinarias, pero no me atreví porque era condición sine qua non que fueran cerezas del Jerte. Lo comento para que no me riñas, Futuro :-). Este licor lo he preparado con las cerezas que me regaló un vecino de su árbol y, aunque eran hermosísimas, no eran picotas. :-)

Os cuento como he hecho este:



Ingredientes:

Se necesita la misma cantidad, en peso,  de cerezas, azúcar y licor, luego se aromatiza como más os guste. Os pondré las medidas que utilicé para éste que os he fotografiado, pero podéis hacerlo como más os plazca. Incluso más o menos dulce si os apetece.

  • 750gr de cerezas (maduras pero firmes, sin tara)
  • 750gr. de azúcar
  • 750 ml. de Armagnac 
además he añadido:

  • 2 palitos de canela
  • unos 15 clavos


La buena elección de las cerezas es un tema importante. Ya no por el sabor, que también, sino por su estado ya que deben fermentar en buenas condiciones. Evidentemente cuanto más dulces y gustosas mejor nos quedará el licor.

Pero es importante que las piezas estén muy sanas, sin golpes ni roces. Lavadlas muy bien bajo el grifo y quitadles el rabito.

Utilizad un recipiente de gran capacidad y que pueda cerrarse lo más herméticamente posible. 

Como veis he utilizado un tarro de cristal, con tapa, de los que suelen vender con las olivas a granel, pero debe ser de cristal. Estos me los dio mi padre, que suelen preparar arbequinas cuando es el tiempo y las recogen, pero seguro que en las ferreterías, y tiendas similares, los encontráis de todos los tamaños y tipos.

Intentad que tenga la suficiente capacidad, para las cerezas, el azúcar y el Armagnac que posteriormente agregaremos. Esterilizadlo lo mejor que os sea posible. En mi caso lo puse en un programa del lavavajillas que alcanza los 80ºC. No és lo mismo que hervirlo, pero para mí es suficiente puesto que así me ahorro la manipulación posterior.

Intercalad capas de cerezas con capas de azúcar y añadid la canela y los clavos. Cerrad bien el recipiente y dejad en un lugar fresquito y oscuro. Pero no en la nevera, fuera de ella. Dentro de un armario de cocina os irá estupendamente si no disponéis de una alacena.

Cada día deberéis sacudir el envase, para ayudar a disolver el azúcar.

Durante aproximadamente 15 días deberéis realizar la misma operación, y observareis, con el paso de los días, como las cerezas van desprendiendo su jugo, disolviendo el azúcar.

Intentad no abrirlo, pero si lo hacéis su aroma os va a embriagar :-)

Respecto a estos días de fermentación, hay que tener en cuenta un par de cosas; si las cerezas no estaban en optimísimas condiciones puede llegar a estropearse la preparación. El calor relativo que pueda hacer en cada uno de vuestros hogares también es un factor importante, necesitando menos días si el calor es fuerte y más días si el clima es fresquito.

Por lo general en 10-15 días, todos deberíais observar este aspecto en vuestro preparado.

En cuanto veáis que prácticamente se ha disuelto el azúcar, recordad que debéis ayudar a ello removiendo la mezcla a diario, será el momento de añadir el alcohol.


Podeis añadir el tipo de alcohol que más os guste. Solo un consejo, cuanto mayor sea su calidad más exquisito quedará nuestro licor.

Hay personas que lo preparan con alcoholes blancos, como orujos, o vodka. En mi particular gusto resultan demasido fuertes, pero eso lo decidís vosotros.

Yo os comento como lo he hecho y para ello he utilizado un Armagnac de gama media. Lo prefiero al Brandy porque es mucho más suave y fino, "sabe menos" a alcohol, pero repito, hacedlo con lo que más os guste. Evidentemente sabe distinto preparandolo con vodka que con un Armagnac, con éste último podremos apreciar la calidez de su bouquet, muy agradable dicho sea de paso mezclado con las cerezas.

Añadid el Armagnac, o Cognac si tenéis (que también es más suave que el Brandy), al preparado.

A partir de aquí solo es cuestión de tiempo y paciencia. Cuanto más tiempo pasa en maceración, el preparado adquiere más cuerpo, es más espeso, y su sabor resulta más intenso. Aunque os vuelvo a decir, que para los más impacientes, en unos días ya está delicioso.







Podéis pasarlo directamente a su ubicación definitiva. Eso sí, repartiendo bien las cerezas, la canela y los clavos. No os aconsejo la típica licorera a juego con la cristalería de la abuela :-), es preciosa pero no cierra herméticamente, con lo que el alcohol perdería intensidad con el paso de los días.



En casa suelo guardar botellas de otros licores para estos menesteres. Mi compinche es fan de una buena copa después de las comidas, yo prefiero un ristretto :-).

Es importantísimo que estas botellas tengan un cuello ancho que permita el paso, más o menos holgado, de las cerezas. Además que disponga de un tapón de corcho, punto que me parece importante, y que cierre bien. Hay muchas botellas de estas características pero en casa he usado unas que tenía de Cardhu, no solo son bonitas sino que son ideales para este menester. Y si queréis regalarlo queda muy bonita porque permite observar el intenso tono rubí del licor. Seguro que por casa tenéis algo parecido. Recordad lavarlas muy bien para que, aparte de la cuestión higiénica, no haya restos de otros aromas.

Con la cantidad que hice llené casi 3 de estas botellas, pero recordad que podéis hacer la cantidad que gustéis. Cuando lo sirváis, podéis hacerlo con cerezas o sin ellas, aunque resultan sabrosísimas tan maceradas. Incluso si no os gusta verlas bailando o coméroslas, podéis retirarlas del preparado. Eso sí, cuando ya hayan pasado unos pocos meses y hayan hecho su función. A mi me parece más auténtico así, aunque para gustos los colores.

Con estas cerezas y este licor podéis rellenar también bombones o preparar deliciosos postres "borrachos". Recordad que con el tiempo adquirirá un cuerpo espeso y gustoso, así que tened un poquito de paciencia :-)






31 comentaris:

  1. Que bueno! si consigo cerezas buenas seguro quiero probar ésta maravilla..
    besos
    Gaby

    ResponderEliminar
  2. Gracias por esta delicia. Me encanta y también quiero probarlo. Yo adoro estos licores de frutas caseros. Son los mejores!!!

    ResponderEliminar
  3. Gràcies Adri, guapa :-)

    Amiga Gaby!! te va a encantar! es peligroso porque es dulce y entra muuuuuuuuy bien :-)

    Hola Hilmar, bonita :-) en los mercados hay una variedad infinita de licores de frutas. Si es de buena calidad, que no lo son todos, son un sorbo agradable, pero no se parecen en nada al licor hecho con frutas naturales y un buen Armagnac. Y como dices esto es otro nivel :-) y además fàciles de hacer.

    Espero que si lo probáis os guste ;-)

    ResponderEliminar
  4. Pues no soy mucho de licores, pero se me hace difícil resistirme a esta preciosidad, puede que me anime a prepararlo, aunque en menor cantidad.
    El otro día vi una consulta que me hiciste hace tiempo en un post de galletas, lamentablemente no la vi cuando la pusiste, así que no te pude contestar, lo siento.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  5. Hola Lolah! pues te pasa como a mí, que muy de vez en cuando y a ser posible dulce :-) pero tengo que decirte que así, hecho en casa y con frutas me parece exquisito. Puedes hacer la cantidad que quieras, solo que cuando lo pruebes igual te arrepientes de no haber hecho más :-)))

    No te preocupes cielo, ya lo solucioné. Me compré una boquilla de estrella abierta, la más grande que pillé, y me queda la forma de las galletas estupenda. Gracias de todas maneras :-)

    un beso, guapa

    ResponderEliminar
  6. Hola! una delicia de licor! solo en las fotos se ve que es de una calidad extrema! que lo disfrutéis mucho estas navidades!

    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Muy buena idea. La pondré en práctica una vez me haya bebido primero la botella de whisky, aunque me temo que para entonces la temporada de cerezas haya pasado ja, ja. ¿Tienes experiencia con otra clase de frutas? Supongo que las ciruelas y el armagnac son otra opción clásica. Por cierto, el brandy no siempre es más tosco que el congnac. El de Jerez por ejemplo es pura seda, nada que envidiar a los VSOP, quizás por ello mejor tomarlos tal cual.
    Gracias otra vez por pasarnos fórmulas estimulantes.

    Cuchillero

    ResponderEliminar
  8. Seguro que está buenísimo después de las comilonas navideñas.
    Por qué será que siempre guardamos las botellas de Cardhu para otros licores?
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Ho expliques tan bé i amb unes fotografies tan fantàstiques, que fas agafar ganes d'abandonar l'ordinador i sortir corrent a buscar cireres per començar a fer el licor!

    ResponderEliminar
  10. Hola Cuinera! Gracias guapa :-)

    Cuchillero :-))) con este whisky no valen las prisas, de momento ve preparando el licor y luego ya ves donde puedes embotellarlo :-)

    Pues sí, aunque no he hecho nunca el que comentas con ciruelas. Me parece especialmente delicioso el de fresas con Armagnac. No hice fotos la última vez así que ya será para la temporada que viene. También lo he hecho con naranjas, aunque este último con vodka. Resulta algo más áspero pero muy bueno también. La técnica es la misma, no obstante ya iré subiendo las entradas.

    Seguro que tienes razón en lo del Brandy. Puede que sea porque soy poco cultivada en vinos y licores, y por eso el Armagnac me resulte más suave, o puede simplemente que no haya atinado con las marcas de Brandy. :-)

    Gracias a ti por leerme, un abrazo :-)

    ResponderEliminar
  11. La cocinera de bétulo, gracias guapa :-)

    Esa debe ser la pregunta del millón jajajaa, será porque nos duele desprendernos de ellas? :-))

    un besazo!

    Hola Glòria! que tal maca?! :-) doncs es ben senzill i surt fabulós, i lo millor, es fa tot solet. :-)

    Gràcies bonica, un petó.

    ResponderEliminar
  12. Que delicia, me encantan las cerezas y el licor hecho con ellas es una delicia. Lo anotaré y lo heré. Muy buenas tus foto!!!.
    Besos,
    Tita

    ResponderEliminar
  13. Qué fotos tan preciosas, y qué licor tan especial. Seguro que resulta delicioso, una pena no haber participado dónde Futuro Bloguero, la selección de recetas es espectacular. Y no soy muy de licores, entiendo muy poco. Sin embargo si soy de cocktailes y ginebras, de ello hablamos cuando quieras. ;)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Buenos días!
    Seguro que ese licor debe estar buenísimo! Yo tengo ganas de hacer algún día un licorcito, me apunto la receta para cuando me decida!
    Me gusta mucho tu blog!
    un besazo!

    ResponderEliminar
  15. No te regaño, pero me habría encantado tener tu licor en el recetario... (ahora ya lo tengo igualmente)

    Te quedó extraordinario.
    (Y en la botella de Cardhu, que viene genial para estas cosas)

    Besos grandes

    ResponderEliminar
  16. Que maravilla, esto es para empezar el lunes contentilla!! Un besote y mil gracias porque tiene una pintaaaaaaaaaa...

    ¿todo lo haces tan bien?
    ah...ya se que si...

    ResponderEliminar
  17. Ahora que ya se lo que es un ristreto te felicito por el licor jaja a mi que tampoco soy de bebidas una de estas cosicas me alegraría la sobremesa.
    Besicos sorianos

    ResponderEliminar
  18. Hola,

    Su blog ha captado nuestra atención por la calidad de sus recetas.

    Agradeceríamos que lo registre en Ptitchef.com para poder indexarlo.

    Ptitchef es un directorio que referencia los mejores sitios web de
    cocina. Cientos de blogs ya se han inscrito y disfrutan de Ptitchef
    para darse a conocer.

    Para suscribirse a Ptitchef vaya a
    http://es.petitchef.com/?obj=front&action=site_ajout_form o en
    http://es.petitchef.com y haga clic en "Anade tu blog " en la barra la
    parte superior.

    Atentamente,

    Vincent

    ResponderEliminar
  19. Mira que yo no soy muy de licores pero, la verdad, este me tiene muy intrigada. La pinta desde luego es inmejorable y por lo que dices merece la pena hacer una excepción. Así que a lo mejor me animo a probar suerte con la versión más suavecita, ahora que todavía se pueden encontar cerezas. Un besito,

    Sacer

    ResponderEliminar
  20. No conocía tu blog que me ha encantado. Me guardo este licor pensando en las navidades.
    Un saludo y miraré estas buenas recetas.

    ResponderEliminar
  21. Me viene dando vueltas en la cabeza desde que lo publicaste, así que con todo listo, vengo por las instrucciones, y me voy ya mismo a preparar esto. Después te cuento.
    un besito,

    ResponderEliminar
  22. Muchas gracias Tita, si lo pruebas coméntame qué tal. :-) Sé muy bienvenida, guapa. Un beso.

    Hola Carlos! Gracias, gracias!! :-) jooooo.. pues de cocktails y ginebras casi que tampoco... pero estoy dispuesta a aprender y a comentar todo lo que quieras, a eso me apunto siempre :-))) Un beso!

    Hola Laura! Muchas gracias! sí que está muy bueno, y se hace prácticamente solo, aprovecha que aún hay cerezas porque te va a gustar. Y me cuentas qué tal, vale? :-) un beso, guapa, y sé muy bienvenida.

    ResponderEliminar
  23. Futuro! cachis, ya lo siento pero como no eran cerezas del Jerte no me atreví :-) gracias guapo, un besazo para ti! :-)

    Su, preciosa! yo creo que los lunes ya los empezamos contentas de serie jajajaja y más cuando se acercan las vacaciones :-)) un achuchón enorme!

    Raquel, cielo! no te haces una idea de lo bueno que se está poniendo con los días, me cuesta resistirme, te lo aseguro, jajajaja, no sé si seré capaz de aguantar hasta navidades :-)) un beso, preciosa!

    ResponderEliminar
  24. Hola Sacer! qué tal guapa?! verás, a mi el alcohol no me gusta, por norma. pero esto se puede tomar como una excepción, una pequeña degustación. Creo que te gustará y más si utilizas un Armagnac.

    Con el paso de los días está tomando consistencia y ya creo apreciar hasta el aroma de los huesos de las cerezas. En cuanto lo acercas a la nariz sientes la canela, el olor a cereza y a madera. El Armagnac también ayuda a que tenga la calidez que pienso que con Vodka no tendría. Está genial, de veras. :-)

    Un beso, guapísima.

    Hola Jantonio, muchísimas gracias. Si tienes alguna duda solo has de exponerla que estaré encantada de ayudarte en lo que pueda. Sé muy bienvenido :-)

    Hola Hilmar, preciosa. No me extraña, es incluso atractivo para la vista. Pero estoy convencida que te encantará su sabor. No dejes de decirme qué tal te ha ido, ok? :-)

    un beso, guapa.

    ResponderEliminar
  25. Hola guapa, se me había pasado decirte, pero el licor quedó de primera. He degustado un poquitito nada más, esperando a que macere drante más tiempo y guardarlo para Navidad, jaja, si llega hasta allá por supuesto!!! Muchas gracias por la receta.
    un besote, y feliz fin de semana,

    ResponderEliminar
  26. hola,Maduixa!he llegado hasta aquí,ya que me puse con muchas ganas y curisidad,en ller todas tus entradas.estoy mas que disfrutando!!1
    este licor se hace y se consume-claro,mucho en mi país.a mi no me gusta,porque no me gustan los licores,pero recuerdo que cuando el licor ya esta listo,las cerezas se retirar y nosotros como niños,nos lo queriamos comer...(y ya te cuento esto como anecdota o no),una niña de mi pueblo casi llega en coma alcoholica,tantas cerezas comió...bueno,yo sigo con mi "viaje" por el blog...besos,mil!!!

    ResponderEliminar
  27. Muchas gracias CLAUDIA, no sabes cuanto me alegra que lo estés disfrutando. La verdad es que las cerezas están deliciosas y cuando me sirvo una copita siempre la acompaño con una o dos, pero nunca me hubiera imaginado que alguien pudiera llegar a sufrir un coma etílico por exceso de cerezas :-))) pobre niña ...

    Un beso muy fuerte, guapa ;-)

    ResponderEliminar
  28. Buenas esta receta del licor de cerezas me parece muy bueno pero no consigo las cerezas naturales, con las cerezas de lata puede funcionar o sino con que otra fruta puedo elaborar el mismo procedimiento

    ResponderEliminar
  29. Por lo que leí y entendi, hasta la mitad del camino lo haces igual a vino de cerezas que una Señora judía polonesa le enseño a mi mamá que era la proprietaria que nos alquilo el Departamento (Piso) en la calle Amiraya en Cochabamba (Bolivia) y después lo hicimos con guapurú (jabuticaba) e después lo hicimos con una uva que aqui en Brasil la llaman de uva Isabel e después lo transformas en licor, como me gusto mucho tu receta, quiero ponerla en mi blog te dando las devidas referencias me lo permites

    Que Dios te bendiga e proteja hoy y siempre

    ResponderEliminar
  30. ¿Cuanto tiempo dura este licor?.....¿caduca?

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Ir Arriba