lunes, abril 5

Merluza en salsa verde, con nombre propio






No recuerdo ahora si fue esto o el curso de batua, pero creo que lo primero que me regalaron mis suegros cuando vine a vivir a Euskadi  fue un libro de cocina tradicional. Es algo que siempre les he agradecido muchísimo, porque, aunque he aprendido "usos y costumbres" de ver cocinar a mi suegro, he tomado este libro como guía cada vez que quiero preparar algo con aire euskaldun. Para ellos es el vademécum de la cocina de su tierra, y supongo que ha de ser verdad porque es la primera consulta en caso de duda y el recetario por excelencia de su casa, donde por cierto se come muuuuuuuy bien :-). Así que, con la garantía que me merece su criterio, también forma parte de mis libros de referencia en cuanto a cocina tradicional.

Con el  título "Guria, cocina vascongada", publicado e impreso en Bilbao y cuya primera edición es del año 1973,  pretende ser un tratado de cocina que recoge los oficios y peculiaridades de unas cuantas etxekoandreak (amas de casa) en la cocina popular y tradicional, y sobretodo, una recopilación de las excelentes recetas del prestigioso restaurant, establecido en Madrid desde el año 1940, que autoriza y da nombre al libro y supervisa todas sus recetas. Además nos introduce en su recetario con una serie de procedimientos orientativos, tanto dentro como fuera de la cocina, muy útiles para cualquier gourmet a quien también le agrade observar el protocolo ante la mesa. Consejos y disposiciones para una ocasión especial o simplemente para el aprendiz de sommelier que desea saber con qué vinos acompañar adecuadamente cada plato. Tiempos de cocción,  el arte del trinchado, valores alimenticios, términos culinarios etc. Conocimientos muy valiosos teniendo en cuenta que provienen de la cocina de un restaurant de reconocido prestigio nacional e internacional.

En mi humilde y personalísima opinión, vaya eso por delante, es un libro excelente para la consulta y práctica de los platos típicos de la gastronomía euskaldun. Muy espartano, si se me permite, en cuanto a explicaciones —algo que no debería sorprenderme porque es parte de su idiosincrasia— incluso inquietantemente parco a la hora del listado de ingredientes, en ocasiones sensiblemente inferior a los que se observan en la foto que le corresponde, si es que la hay,  de las poquitas que ilustran el libro (como por ejemplo la que os traigo, donde no menciona ni la merluza, excepto en el título, ni los huevos, ni los guisantes, :-) pero sí los muestra en la foto del plato acabado). No obstante se aprecia claramente que quien lo ha supervisado se ha criado entre esos fogones, y eso se agradece.

Sin embargo también recoge algunas recetas (pocas) de arraigada tradición mediterránea que creo que no están en absoluto a la altura de la calidad del libro, y que, repito, en mi opinión, no os recomendaría seguir de ninguna manera. El lector tiene la desagradable sensación que se han incluido sin una mínima rigurosidad evidenciando un claro desconocimiento, que le hace pensar si no hubiera sido mejor haber obviado, por ser totalmente prescindibles, tratándose de "Cocina Vascongada". Ya sabéis que no soy nada ortodoxa en la cocina, ni me gustan los purismos, porque me parecen faltos de toda lógica y la antítesis de la tradición popular, pero siendo un  libro de recetas tradicionales lo considero en cierta medida necesario y creo que deberían tratarse con infinito mimo y respeto. Dicho lo cual, sigo pensando que es una buena guía para quienes quieran iniciarse, única y exclusivamente, en la cocina tradicional de Euskadi.

De este libro os traigo la receta  Merluza en salsa verde "Guría", señalada como del propio restaurant, y otra de esas maravillas que cocina mi suegro cada vez que vamos a visitarles.  Así es como la preparo yo en base a la receta:


Ingredientes para 2 personas:
  • 4 rodajas de merluza
  • 1 puñado de almejas
  • 50gr de guisantes
  • 4 espárragos blancos cocidos ( o más si son puntas)
  • 2 huevos
para la salsa:
  • 1 cebolla mediana
  • 4 dientes de ajo
  • un puñado de perejil fresco
  • aceite de oliva virgen 
  • 1 vaso de agua (importante que sea fría)
No puedo ir todos los días al mercado a comprar, y cuando lo hago suelo llevarme lo que veo que traen bien de precio. Esto, a parte de la ventajas de la compra periódica, tiene el inconveniente de la caducidad de los productos frescos. 

No solo con el pescado, con todas las carnes hago exactamente lo mismo, no me importa comprar de una tacada 4 kilos de lomo, ternera o merluza si es buena bonita y barata.




Bien, pues aprovechando que os traigo esta merluza, os explicaré como hago  para congelarla sin que pierda un ápice de sabor ni textura.





  • En primer lugar limpio y seco el pescado que voy a congelar. Lo pongo cuidadosamente en bolsas, tipo bocadillo, intentando que las piezas no queden superpuestas. Es muy importante que quede impermeabilizado de humedad y olores.
  • Con un aparatito de hacer el vacío, muy rudimentario y casero pero también económico y práctico, le extraigo todo el aire de la bolsa. (éste también es de Lidl :-) )
  • Cuando ha desaparecido el aire el mismo aparato puede hacer un termosellado de la bolsa. Y ya está listo para etiquetar y congelar. Como podéis ver, distingo el contenido de las bolsas en función de la utilidad que le daré después. No congelaré la cabeza de la merluza, que será para hacer fumets, junto a las rodajas de merluza que me servirán para otra ración.
  • Para que el frío sea capaz de disminuir la actividad de los microorganismos, y por lo tanto conservemos en óptimas condiciones los alimentos a través de la congelación, ésta debe hacerse a una temperatura igual o inferior a -18ºC. 
Me imagino que todos tenéis congelador en casa y sabéis perfectamente su dinámica, así que omitiré otros detalles, solo me gustaría recordaros que, en concreto el pescado, debe forzosamente descongelarse en la nevera en su totalidad. Mejor si es toda la noche, y a ser posible, sobre alguna rejilla que permita que el pescado quede separado del agua que vaya desprendiendo en el proceso. No caigáis en tentaciones rápidas, como el microondas, porque estropearíamos su calidad. La merluza congelada y descongelada en casa, afortunadamente para quienes vivimos gracias al congelador ;-), queda absolutamente perfecta. Nada que ver con el pescado congelado en alta mar, paradójicamente.


Tras este inciso, empezad dejando en abundante agua y sal las almejas por un espacio de al menos 30-60 minutos, por si tuvieran algo de arenilla en su interior. 

Picad la cebolla y el perejil, cortad los dientes de ajo a láminas, y preparad los espárragos.








Poned a hervir los huevos en agua fría y un buen chorro de vinagre blanco. Ayudará a que no se rompa la cáscara.

El otro día, Sonia, de l'exquisit, explicó algo muy interesante que yo no sabía, y que con su permiso os cuento aquí por si tampoco lo supierais.

Ella nos aconseja que para que el color de la yema del huevo codido quede de un naranja intenso, evitemos que se nos forme esa película verdosa o gris alrededor de la yema, incluso que nos quede como el serrín, debemos ponerlos en agua fría y llevar rápido a ebullición. Contar a partir de que hierva 3 minutos. Pasados los cuales debe apagarse el fuego y dejar reposar en ese mismo agua 8 minutos más, a ser posible tapados. Se elimina el agua caliente y refrescan bajo el grifo con agua fría por espacio de 1 minuto, los dejaremos un poco más sumergidos en agua fría, y en cuanto ya estén completamente fríos se pueden pelar.

Gracias por el truco Sonia, guapa, :-), si lo llego a saber antes no me hubieran quedado las yemas tan "chuchurrías" :-))))

En otro recipiente con un poquito de agua coced los guisantes. Como en casi todas las verduras os recomiendo que sea una cocción breve, y que, en cuanto alcancen el punto que a vosotros os guste, los sumerjáis en agua helada para que conserven su intenso color. Podéis también cocerlos al vapor. En este caso no os aconsejo hacerlos directamente en la salsita porque el pescado es de cocción demasiado corta para ello, además, esta salsa habrá que ligarla y no podemos prolongar el proceso por la cocción de los guisantes.

En una cazuela, como siempre os digo  ideal si es de barro, cubrid el fondo de aceite  y saltead las láminas de ajo. Sin apenas darle tiempo a tomar color, añadid la cebolla picada. 

Al contrario de lo que os recomiendo siempre estos platos requieren una cebolla muy blanca, lo que comúnmente se denomina pochar. Una técnica más característica de la cocina euskaldun. Es muy importante que no dejéis que ni cebolla ni ajos se doren. Un buen truco para evitarlo, si la cebolla perdiera humedad rápidamente pero no estuviera aún cocida, es agregar una cucharada de agua del grifo. Le aportará la humedad necesaria para evitar que el aceite la sofría. También os será útil evitar la evaporación con una tapa. 

Cuando la cebolla esté bien pochada agregad las rodajas de merluza. Aquí podéis salpimentarlas al gusto.













Sin dejar que se hagan, agregad el vaso de agua, que debe ser fría, y proceded a mover la cazuela constantemente hasta conseguir espesar la salsa.

Podéis sustituirla por vino blanco si queréis, y también por algún fumet de espinas o la cabeza de la merluza, pero que sea bien frío. Siendo que usamos la merluza con piel y espinas el agua será suficiente.  

Cuando arranque el hervor dejad el fuego medio-suave y seguid con el movimiento de la cazuela.

El movimiento de balanceo debe hacerse con una mano en un asa que situaremos frente a nosotros, en movimientos muy cortos, de forma dinámica y repetida de adelante hacia atrás o incluso lateralmente (izquierda-derecha). Esto tiene como finalidad que la gelatina del pescado ayude a emulsionar el aceite con el caldo o agua y así espesar, o ligar,  la salsita. Exactamente igual como cuando hacemos un pil pil. Este es un movimiento muy característico esta cocina. A todos los guisos que veo por aquí se les suele "acunar" de la misma manera por costumbre, aunque se liguen con harinas. Debéis hacerlo continuamente, de principio a fin. En el caso que no consiguierais ligar la salsa con este movimiento podéis utilizar una cucharadita de harina. Mi suegro, algunas veces, la ha sustituido por un poquito de pan rallado, pero por lo general liga la salsa con la única ayuda del pescado y el movimiento incansable de sus brazos.

Él siempre me comenta que la piel del pescado tiene un papel muy importante, y aunque no os lo puedo garantizar, si usarais lomos o medallones, sin piel ni espinas, muy posiblemente no consigáis ligarla o al menos os costaría mucho. También podéis probar añadiendo un poco de agua fría, pero bien fría, si la salsa no acabara de ligar o bien os quedarais cortos de caldo. De todas maneras no debe resultar tan espeso como un pil pil, entre otras cosas porque se usa menos aceite. Tampoco creo que la merluza tenga la misma capacidad de ligar que el bacalao, tenedlo en cuenta. En cambio unas kokotxas en salsa verde ligarían a la perfección porque son muy gelatinosas.

Fijaos como la salsa ha tomado cierto cuerpo, emulsionando el caldo y el aceite solo con el movimiento y la gelatina del pescado. En cuanto esté ligada la salsa, agregad el perejil, y enjuagad y añadid las almejas a la cazuela. Continuad con el "meneo" para ir integrando en la salsa el caldo que desprenden las almejas, hasta que se hayan abierto todas y cada una de ellas.

Cuando veáis que os falta apenas un minutito añadid los guisantes bien escurridos. Seguid ligando hasta que la última almeja esté abierta. En ese momento debe terminar la cocción. 

Fuera del fuego dispondremos los espárragos y los huevos duros cortados en cuartos. Servid bien caliente en cazuelitas individuales o como más os guste.

Si alguien conociera otros trucos o maneras para ligar o emulsionar el agua, el aceite y el pescado, os agradecería mucho que lo comentarais. :-)

On Egin!!! :-)



44 comentaris:

  1. Estupendo post, además, creo que no te lo había dicho nunca, pero da gusto leerte porque escribes muy bien.

    ResponderEliminar
  2. Fantástico, tus suegros si que sabían el jugo que le ibas a sacar al libro. Enhorabuena, está fantástica, y en casa sin saberlo lo hacemos al estilo euskadi.
    Un beso gordo

    ResponderEliminar
  3. Gracias Miriam, no todo lo bien que me gustaría, pero disfruto haciéndolo y me alegro mucho que te guste leerme. :-) un beso, preciosa.

    No sé Su! :-)) yo prefiero pensar eso a que temían que no supiera cocinar jajajajaa, porque está claro que el curso de batua sí me hacía mucha falta :-)))

    gracias cielo, queda buenísima la merluza así, verdad? un achuchón enorme para todos :-)

    ResponderEliminar
  4. Ole! vaya entrada....el texto, el paso a paso, las fotos....maravilloso...me va a salir una merluza perfecta!!

    Una abraçada,

    ResponderEliminar
  5. Estupenda receta muy bien explicadita.
    Todo de revista.
    Siempre he pensado que no hay mejor regalo que un libro.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  6. Muy interesante este clásico plato de merluza en salsa verde y este ligado sin harina. No te puedo ayudar al respecto ya que nosotros añadimos precisamente un poco de harina en el refrito de la cebolla desde el principio.

    Sólamente comentarte/sugerirte que si añades algo de fumet al agua, conseguiréis por fuerza más gelatina. Cuece aparte media cabeza de merluza con su piel, alguna espina de este pescado y algunos huesos de rape, reduciendo mucho el líquido para que quede concentrado (extrae las espinas a los treinta minutos más o menos).

    Olvídate de mariscos, y de otras viandas. Sólo pescado blanco con su gelatina. Yo creo que te podría ligar mucho más sin aportar sabores extraños ni harinas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Què maca l'entrada, amiga Maduixa!
    Molt interessant conèixer aquest trosset de la teva vida, de la gastronomia d'Euskadi...I quina recepta més ben explicada!
    Felicitats! Un petonàs ;)

    Marina

    ResponderEliminar
  8. Hola Sonia, bonica! que be que t'hagi agradat! quan vaig fer les fotos encara no coneixia el truc dels ous, però quan la torni a fer ho posaré en pràctica. Moltes gràcies!!! :-)

    Amanda, guapa! te agradezco mucho todo lo que me dices y me alegro que te guste. Los libros son fundamentales y por supuesto, el mejor regalo. :-) un beso muy fuerte!

    Hola Carlos! pues tienes mucha razón en lo que sugieres, y sobretodo en la cabeza de la merluza que debe ser la parte más gelatinosa.

    No caí en ello porque la he preparado exactamente igual que me enseñó mi suegro y él no usa fumets, pero tienes toda la razón y seguro que aún quedaría más ligada. De todas maneras ya comento que no queda ni por asomo tan espeso como un pil pil, pero tiene su gracia ver como toma cierto cuerpo sin harinas. :-)

    un beso muy fuerte a los dos, y muchas gracias por vuestro consejo. :-)

    Hola Marina! moltes gràcies bonica. Aquests trocets de vida son els que formen la nostre personalitat, oi? :-) gràcies per venir a llegir-me i deixar-me el teu comentari. un petó! :-)

    ResponderEliminar
  9. Una receta de ingrediente sin duda, porque la merluza tiene que ser fresquísima para alcanzar todo su esplendor.
    Yo también tengo algunos libros de cocina con los que he aprendido muchas cosas. Me he dado cuenta por ello de que más de uno ofrece recetas que parecen no haber sido ensayadas por el supuesto autor e inconsistencias como las que señalas al comentar tu libro de cocina vasca. Una de ellas es llamar a este plato merluza en salsa verde, cuando corresponde a una clásica merluza a la vasca. La diferencia es de matiz y algún que otro ingrediente, pero es sustancial. Dime por favor si estoy del todo equivocado.
    Respecto a los huevos duros, la razón por la que se pone la yema verdosa comenzando por la periferia es la sobrecocción aunque los huevos viejos son por razones de química (Harold McGee), más susceptibles a ello.
    El procedimiento de Sonia es prácticamente el mismo que recomienda Delia Smith en "How to Cook" 2009, aunque ella calienta primero el agua y les dá un hervor de 1 minuto de reloj y los mantiene allí 7 minutos más para una yema cremosa. Es muy importante que los huevos no salgan de la nevera para obtener buenos resultados.
    La foto que acompaña tu entrada es preciosa y da gusto ver como cuidas y meditas cada detalle de la preparación del plato.
    ¡Saludos!

    Cuchillero

    ResponderEliminar
  10. Hola , maca !!!
    Perquè volem un llibre si et tenim a tu , que t´expliques millor que un llibre!!!!!
    Quin luxe de lluç....aqui al Nord teniu un lluç fantàstic, a casa meva nomes venen lluç de la nostra costa i lluç del Nord....no en tenim de cap més , i pensa que ni han de tot arreu del Mon.
    Una recepta per copia cap el meu bloc...:-))))
    Fins aviat.

    ResponderEliminar
  11. Con nombre y apellidos si señora y esas fotos uhmmmmm mira que yo nunca congelo la merluza... pero a lo mejor me animo a comprar el aparatico... es una cosa que hago el mismo día que compro porque si no ya no me sabe igual.
    La suelo hacer mas o menos así pero como otros comentarios que has recibido yo espolvoreo ligeramente con harina la merluza cuando la pongo encima del sofrito de cebolla... de cualquier modo tomo nota del tema del liquido frío e intentaremos el pil pil;-)
    Asi vista en su tartera me trae recuerdos muy gratos hay detalles que hacen que los platos sean algo mas.
    Besicos sorianos es un gusto volver a vuestros fogones.

    ResponderEliminar
  12. Una merluza estupenda.

    De los trucos... lo de los huevos, es estupendo y funciona bien, además se ahorra en gas o en electricidad porque se hacen apagados.

    Para ligar los pil pil, yo uso el truco del colador, moviendolo rápidamente, se liga enseguida una salsa verde.

    ResponderEliminar
  13. Aquet lluç fa un aspecte deliciós, es una recepta tradicional i de tota la vida, boníssim
    Petons

    ResponderEliminar
  14. Això és una lliçó magistral!
    Els teus sogres ja devien veure que eres una noia que prometia, sinó no t'haurien fet un regal tan valuós! Ara deuen estar orgullosíssims de tenir una jove que val una joia!
    M'ha encantat la primera foto, i la recepta... directa al meu bloc de notes!
    Una abraçada!

    ResponderEliminar
  15. Gracias, cuchillero, por todo lo que me dices pero en especial por tus aportaciones.

    En cuanto al nombre del plato, efectivamente es una preparación totalmente euskaldun, aunque se estila en casi toda la cornisa cantábrica, por eso preferí ceñirme al título de la receta.

    Probaré también lo que comentas del tiempo en la cocción del huevo, es muy interesante y desde luego lo tendré muy en cuenta. :-)

    Gracias de nuevo. Un abrazo :-)

    ResponderEliminar
  16. Hola Dolors!! que n'ets de maca :-)

    mira, jo ja començo a dubtar que el que comprem aqui sigui lluç del cantàbric, està realment molt esquilmat, ara, que l'han portat els barcos d'aquí, aixó sí. I ara que no ens sent ningú, et diré que com el nostre lluç de palangre tampoc ni ha gaires, per no dir cap :-)))

    Copia tot el que vulguis, si mai fas alguna recepta meva em farà una il.lusió tremenda. :-)

    ResponderEliminar
  17. Raquel! que alegría volver a verte paseandote por los blogs! verás, el día que compro la merluza es el que aprovecho para hacer estos platos, yo también tengo esa sansación aunque seguramente esté equivocada. :-)

    Pero, para una merluza a la romana, por ejemplo, queda deliciosa si la has congelado tu misma en casa, y se nota muchísima diferencia si lo hicieras con una merluza comprada ya congelada. Esa diferencia es muy evidente al paladar, a mi gusto.

    Bienvenida de nuevo, preciosa :-)

    ResponderEliminar
  18. Hola futuro bloguero! pues ahora que lo dices tienes mucha razón, creo que alguna vez he visto a Arguiñano ligandola así. Pues estupendo que quede aquí por si alguien no lo sabía o no lo recordara, muchísimas gracias!! :-)


    Hola Sion!! doncs creu-me que jo no el vaig coneixer fins que no vaig venir a viure aqui, sempre l'havia fet amb suquet o com una sarsuela, però així blaquet mai :-) i noia está boníssim i es fa en un tres i no res :-) un petó, bonica, gràcies per deixar-me el teu comentari.

    ResponderEliminar
  19. Moltes gràcies Margarida :-)

    sí que m'estimen molt, sí, jo també he tingut molta sort :-)

    però jo vaig contraatacar, per això, i els vaig regalar un morter i un porró ajjajaa apa! i ara no sé si fins i tot varem fer un intercanvi Txapela-barretina :-))) Son molt macos.

    un petó ben gros, bonica, i gràcies. :-)

    ResponderEliminar
  20. Maduixa, entro ràpidament per explicar-te com ho faig jo per seguir les actualitzacions dels blogs.
    Jo tinc un compte de Gmail i aleshores, una de les eines de google és el Reader. Aleshores, si obres el teu compte de gmail, a dalt et surt una pestanya on posa Reader, i al Reader, vaig afegint les adreces dels blogs que segueixo i em va marcant els que es van actualitzant. Si tens més dubtes, envia'm un e-mail.
    Aquest lluç té una pinta deliciosa... la primera foto ho diu tot! Que bé que els teus sogres et fessin un regal tan bonic! :)
    Petons!

    ResponderEliminar
  21. Tu sigue asi que estar contigo es un placer porque me ayudas mucho y ademas aprendo.
    No obstante un cocinero nos aconsejo echar un poquito de agua caliente y en dos movimientos se espesa la salsa, mejor si utilizas el fumet del pescado.
    Hasta otra conversacion.

    ResponderEliminar
  22. Moltes gràcies Mercè! em sembla que ja sé el que vols dir, ho miraré. I gràcies també per venir a explicar-m'ho. :-) un petó, bonica.

    Hola Nekane ;-) que ilusión que me hayas dejado un mensaje. Ok, pues otro día pruebo con agua caliente.

    Normalmente me gusta explicar el por qué de las cosas que hago, todo tiene una razón de ser y si se explica es muy útil para su comprensión, pero en esto no soy capaz y me he limitado a trasladar lo que de manera insistente recomienda el autor de mi libro.

    Aquí queda dicho para quien quiera hacer la prueba, gracias!!! ;-)

    ResponderEliminar
  23. Hola Maduixa,
    tengo que decir que yo no soy nada pescadera pero tomo buena nota de esta receta para hacérsela un día a mi familia.
    Y no puedo dejar pasar la ocasión para felicitarte por tu receta del Paris-Brest. Te queda espectacular. La pasta choux es una de mis asignaturas pendientes, y tu post me ha animado a probar. Petonets i bon cap de setmana.

    ResponderEliminar
  24. Hola fabi, guapa! no sé si prefereixes que et parli en català o castellà. M'ha fet molta il.lusió que vinguessis a veure'm.

    Prova de fer la pasta choux, potser a la primera no surt però de debò que no es complicada i queda fabulosa, si mai tinguessis cap dubte m'ho preguntes que miraré d'ajudar-te.

    Moltíssimes gràcies per tot el que em dius. Sigues molt benvinguda, bonica. :-)

    ResponderEliminar
  25. Muchas gracias a ti!
    Tú escríbeme en catalán que así aprendo, yo te contesto en castellano y te intercalo alguna palabreja en catalán que es todo lo que sé.
    Te tomo la palabra y te atacaré si me surgen problemas cuando vaya a hacer la pasta choux. Un besazo.

    ResponderEliminar
  26. oops!! :-) ok!! no problem!! ;-)

    Ataca cuando quieras, preciosa. :-)

    ResponderEliminar
  27. Hola guapa, no sé cómo se me pasó ésta entrada tuya, no la había visto.
    Muy interesante lo que cuentas del libro, y de esas pocas recetas que dices no son buenas, a veces yo me he dado cuenta, que hay recetas muy antiguas (de cualquier lugar), que tienen algún error, o no son ricas, pero todos hablan mucho de esa comida, pero siempre me digo, ''sí, se hace así, pero tienen 50 años haciéndolo mal'', o sea, tradición a veces no es sinónimo que sea una comida estupenda.
    La merluza que presentas, está INCREIBLE, SE VE MUY BUENA! Realmente se antoja mucho al verla, la guardo porque tus recetas son premium.
    besitos
    Gaby

    ResponderEliminar
  28. Hola preciosa! Tienes razón!! :-)

    Muchas gracias por todo lo que me dices :-) me alegra que te gusten mis recetas, porque te debo un montón de ideas buenas que aprendo siempre de tu blog! :-)

    un beso, cielo. :-)

    ResponderEliminar
  29. Muchas gracias! Estoy sin harina y me has salvado :)

    ResponderEliminar
  30. Pues esto es merluza a la vasca, ¿no?
    En fin, para ligar la salsa se puede hacer como vi a Arguiñano para el pil pil, un truco magnífico. Pasas por el aceite el pescado y lo fríes un poco, pero lo retiras después a una fuente y lo pones a "escurrir". Todo el caldito que suelte, y el aceite y los ajitos lo pones en la sartén muy despacio y empiezas a moverlo, pero en vez de mover la sartén, pasando un colador en círculos por encima, casi como se empieza a hacer la mayonesa con un tenedor. Liga deprisa y fantásticamente bien
    Luego añades las almejas, que se abran, los espárragos y los guisantes, le das una vuelta para que no pierda el ligado, reincorporas el pescado y lo dejas que haga chuf chuf. Al final los cuartos de huevo duro, y a comer!

    ResponderEliminar
  31. The Air Jordan 11 Velvet Night Maroon colorway is part of the Heiress Collection dropping for the holidays.Dressed in a Night Jordan 11 "72-10" Maroon and Metallic Gold color scheme matching the Air Jordan 1. This Air Jordan 11 features a premium nubuck leather and velvet upper that’s accented with Metallic Gold branding. A White midsole and Maroon translucent outsole completes the look.Look for the Air Jordan 11 Velvet “Night Maroon” to release in gradeschool sizing Jordan Eclipse on December 17th, 2016 at select Jordan Brand retail stores. The retail price tag is set at $220 USD.
    The Air Jordan 12 will be receiving a weather-inspired upgrade with the release of the Air Jordan 12 Nylon.Dressed in a Black, Gym Red and White color scheme. This Air Jordan 12 feature Jordan Eclipse a mixture of Black nylon and Black textured leather ovleray with Gym Red accents and a solid White sole.Look for the Air Jordan 12 “Nylon” to release on September 10th, 2016 at select Jordan Brand retail stores. The retail price tag is set at $190 USD.
    Russell Westbrook’s newest signature shoe, the Jordan 7 Jordan Westbrook 0.2 will soon debut and one of the first pairs to release is this Jordan Westbrook 0.2 Black Camo colorway.While seen on the feet of Russell Westbrook throughout the summer, this upcoming Jordan Westbrook 0.2 dons a Black and Camo color scheme. Featuring a full Black-based upper with Camouflage print Jordan 1 overlays, Westbrook logos on the tongue and Jumpman logos on the back heel. Completing the look is a clean all-White rubber sole, similar to what you’d see on the Air Force 1.Jordan Brand has yet to officially reveal the Jordan Westbrook 0.2, but Foot Locker Europe is already reporting a release for Cheap Jordans For Sale October 8th.Check out the additional images below and let us know what you guys think in the comments section. Keep it locked to Sneaker Bar for further release updates.
    Michael Jordan’s son Marcus Jordan is celebrating Trophy Room’s three-month anniversary with yet another Jordan Brand collaboration.This time around, he’ll be using the

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Ir Arriba