martes, diciembre 8

Nuestra maceto-huerta, de todo un poco.








Ayer le comentaba a Lur que mi intención es hacer un pequeño recorrido del ciclo vital de todas las plantitas que criamos en casa, en macetas,  y que luego degustamos en la cocina. Sin embargo no es éste el mejor momento para hacerlo, puesto que ese ciclo vital empieza cuando se va desvaneciendo el invierno. Todavía no sé muy bien cual será la mejor manera de plantearlo, lo que sí sé es que me gustaría que, con el tiempo, todo aquel que lo desee pueda consultarlo de manera ordenada y asequible. Mientras veo como puedo hacerlo, y las condiciones climatológicas son las adecuadas, os dejaré un pequeño-gran potpurrí de todo aquello que hemos visto nacer, criado con mimo y saboreado con placer, desde nuestra maceto-huerta hasta el plato.


Durante los últimos 4 años, hemos tenido como estrellas principales pimientos de Gernika y guindillas de Ibarra. Ambas especies autóctonas que crecen felices gracias al sirimiri tan característico de esta tierra.

El semillero de pimientos, lo hacemos a finales de febrero, principios de marzo, en el interior de casa. Envolvemos las semillas, que habíamos dejado secar el año anterior, en algodoncitos empapados en agua con la intención de rehidratarlas. Tambíen hemos probado con papel húmedo, tipo servilletas de papel, con el cual hacer una cama caliente y húmeda que introducimos en algún contenedor plástico (como el de la foto) para protegerlas del exterior. Las dejamos por unos pocos días sobre una fuente de calor suave pero continua (como el router) :-)

En cuanto empiezan a germinar, las cambiamos a otro contenedor de características similares pero con tierra de semillero, procurando no enterrarlas demasiado. Siguen por unos días sobre el router .

 Aquí la primavera se hace esperar, así pues no es adecuado sacarlas a la calle hasta que el clima exterior nos garantice unas temperaturas mínimas, que aquí, muchas veces no se alcanzan hasta abril- mayo. Como no sería bueno para la plantita no habituarse al sol y al exterior durante mucho tiempo, mientras las tenemos en “incubadora”, durante el día las sacamos al solete, y por la noche las resguardamos en casa.

Más de una se malogrará por el camino, pero, si lo hacemos bien y las tratamos con el mayor mimo posible, la mayoría se abren camino a la vida y en cuanto tienen una altura de un mínimo de 5-6cm, se les pone una “parcelita” individual donde puedan acomodarse y “echar” raíces a placer. Siguen estando en tierra de semillero, pero ya se pasan prácticamente todo el día y la noche en la calle. A excepción de algún día de abril que hemos tenido que salir corriendo a resguardarlas de alguna que otra granizada primaveral. Al fondo a la izquierda podéis ver una tomatera avanzada, que fue la primera en reservar plaza en un tiesto.

En cuando empiezan a asomar las raíces por debajo del tiestecito, será el momento de llevarlas a su casa definitiva. Solemos poner entre 2 y 3 plantas en cada tiesto de como mínimo 26-30cm de diámetro, la planta en su madurez alcanzará fácilmente los 75-100cm de altura y hay que tenerlo en cuenta. La tierra que utilizamos es una mezcla de tierra ya usada, compost natural (que nos regala un amigo que tiene la paciencia de hacerlo durante el invierno de césped cortado, podas de plantas y arboles, y materia orgánica como las pieles de frutas y patatas), tierra de monte, y abono natural (suele ser de caballo) que nos proporciona un vecino que tiene una hermosa huerta en el monte.

A primeros de julio, los pimientos se inundarán de flores que ya no cesarán hasta bien avanzado noviembre (aunque, y dependiendo del clima, no con la misma intensidad) y empezarán a dar sus preciados frutos a mediados de julio. Como los tomates y la mayoría de hortalizas en este clima.

En cuanto estén en pleno apogeo reproductor, podremos coger de entre 2 a 4 pimientos por planta y por día, así pues, con aproximadamente 70-80 plantas, que es lo que solemos tener, obtenemos una producción personal envidiable que nos permite comer pimientos de Gernika a diario, y lo que más nos satisface, regalar a nuestros vecinos con tan preciado manjar.

Las guindillas de Ibarra siguen el mismo proceso, pero son más fructíferas aún que los pimientos, si cabe, y fácilmente triplican el número de frutos que sus compañeros de Gernika.

Tanto las guindillas como los pimientos son dulces, no pican, pero deben recolectarse cuando alcanzan no más de 6-8cm, cuando son tiernos y sabrosísimos. Los pimientos los comemos fritos en abundante aceite de oliva, y las guindillas se pueden preparar en conserva con agua y vinagre, pero, salvo un bote o dos para el invierno, las preferimos frescas y frititas junto a los pimientos. Creedme, son un manjar. Cuando llegue la época, os enseñaré más detalladamente el proceso y como las preparamos.

A parte de las estrellas de nuestra maceto-huerta, “criamos” pimiento italiano, pimientos “bishop crown”, California Wonder, judía verde sin hilos, calabacín, fresas, menta, romero, tomillo, poleo, perejil, laurel, tomates de rama, de Montserrat y cherrys (deliciosos todos), ajos tiernos, zanahorias, cebolletas y las co-estrellas protagonistas de nuestra producción “masiva” personal, junto a los pimientos, lechugas tiernas, rizadas y hermosas. Estas últimas las compramos todo el año en plantones (no son de semilla como lo demás) pero cuando tienen un rendimiento (en el clima donde vivimos) espectacular es de primavera hasta el otoño.

También tenemos un manzano enano, que da unos frutos pequeños pero súper dulces, un peral y un limonero. Aunque, para mi pena, no consigo que los limones prosperen. Esta no es tierra de cítricos. Así que los únicos limones caseros que puedo comer son los que me da mi madre, de su limonero mediterráneo, cuando les voy a ver.

Incomprensiblemente para ésta urbanita barcelonesa, llevamos el mismo tiempo criando acebos, y es que hemos llegado a la conclusión que los pajaritos traen las semillas y las depositan junto a nuestros setos, y muy a menudo descubrimos con inmensa satisfacción plantitas de unos 2cm de alto que trasplantamos con sumo mimo a un tiestecito, y enraízan tan bien que ya dispongo de dos hermosos ejemplares en la entrada de mi casa (y unos cuantos más en proceso incubador :-)). Este precioso acebo tiene exactamente 3 primaveras, va para la cuarta.  Esta es una especie protegida y nosotros queremos colaborar en ello. :-)

Tened en cuenta que nació de una semillita y ahora pasa del metro de altura.








Observad los pequeños esquejes de acebo (debajo del mayor) que continuamente encontramos entre la tierra. A su derecha, esquejes ya adultos de pimiento de Gernika a punto de ser transplantados  a su ubicación definitiva. Esta foto debe ser de mayo aproximadamente. El hecho de criar nuestras propias semillas de manera artesanal, retrasa un poquito la producción, pero nos compensa con creces. También depende mucho del tiempo que nos haya hecho ese año y si pueden salir antes o después las plantitas a la calle.


Estas son plantitas de pimientos de Gernika cuando empiezan a florecer. No son aún plantas adultas, puesto que llegarán casi a triplicar su tamaño, pero ya prácticamente desde el principio florecen continuamente. Una vez ha salido la flor, yo calculo que tarda aproximadamente una semana, semana y media en poder recolectar el pimiento. Es una gozada, cuando empiezas a recogerlos a puñados. :-)  En la foto podeis ver un platito amarillo, leímos en una ocasión respecto a la eficacia de  ciertos colores para atraer insectos y así ahuyentarlos de la planta. La verdad es que estas trampas cromáticas funcionan, puesto que ves como la mezcla de agua y jabón del plato se llena de pequeños insectos, pero sinceramente, hemos podido comprobar que este tipo de pimenteras es muy fuerte y nunca las hemos visto atacadas por nada. Nos ha sido más útil en tomateras, por ejemplo. Creo que puedo deciros que es de las pocas plantas (junto con las guindillas) que no he visto nunca que ninguna plaga la perjudique,  los abejorros se acercan a sus flores para la polinización, lógicamente, por lo demás, no se acerca absolutamente nada.

No es que tengamos muchas plagas porque estamos muy encima de las plantitas, pero no sería la primera vez que tenemos pulgón o mosquita blanca, que combatimos con pulverizaciones de agua y jabón y plantando ajos y cebollas cerca. Por lo general suele ser suficiente. No nos gusta utilizar insecticidas en algo que nos vamos a comer.

El pimiento de Gernika es una planta muy fuerte, solo sería necesario destacar que necesita "sirimiri". Unas cuantas horas de sol y una ducha nocturna a veces no son suficientes. Sobretodo en pleno verano que se desmayan al mediodía, hay que salir 2 o 3 veces a pulverizar sus ojas, SIEMPRE en ausencia de sol, por eso las tenemos en el lado oeste de la terraza (la terraza donde cultivamos es de orientación sur) en verano, sobre las 15-16 horas empieza a haber sombrita sobre las pimenteras y es cuando se pueden empezar a pulverizar. Las guindillas de Ibarra lo mismo.

Una cesta con la recolección de un solo día.

Los pimientos no deben exceder los 6-8cm, y deben presentar un aspecto terso, verde intenso y muy brillante. Parecen de cera, y saben exquisitos.









Las guindillas tienen una hoja similar pero más estrecha. Al igual que los pimientos de Gernika, continuamente produce flores y guindillas, incluso más. En pleno mes de julio hay que salir a cogerlos dos veces al día, una por la mañana y otra al atardecer, si no crecen demasiado y no serían tan tiernas. Es un escándalo como producen frutos, con un par de macetas como estas, podéis estar bien servidos toda la temporada. La foto pertenece al verano de 2008. Este año hemos plantado unas 30 pero en las jardineras, de unos 150 litros de capacidad, y se han hecho enormes. Por descontado han dado guindillas para dar y regalar. :-)






Es importante no dejarlas crecer más de  7-8cm. Aunque las vendan más grandes, para mi gusto éste es el tamaño ideal, tiernas y dulces. Si las dejáis en la planta, al igual que el pimiento, se hará grande y roja. Sin embargo, de mayor, la guindilla picará, el pimiento de Gernika no. Este último presentará una piel demasiado gruesa que lo hará desapetecible. Esta "gabardina" también suele aparecer al final de temporada.

Las de la foto pertenecen a este verano 2009, septiembre concretamente. Observad la envergadura de la planta, la foto la he tomado de pie, mido 1.70m. Si están a gusto y en un tiesto grande se hacen enormes.

El pimiento italiano, por el contrario, tardará en adoptar el tamaño adecuado para su recolección, unos 20cm. Solemos tener 3 o 4 plantas de éstas (al fondo podéis ver el tiesto de su compañera), de tal manera que, cuando empiezan a dar frutos, puedo salir a cogerlos cada vez que lo necesite en la cocina. A mí me aguantan más si los dejo en la planta que si los recolectara y los dejara en la nevera. Como su  producción es escalonada, podemos fácilmente recogerlos solo cuando los necesitemos. Los que yo he tenido, no se pasan ni estropean y duran mucho en la planta. A finales de temporada, dejan de dar flor y poco a poco se van volviendo rojos.

También rojos son buenos, pero no valen para escalivada, por ejemplo, porque son menos carnosos. Necesitan bastante más sol y calor que los de Gernika.






Los "bishop Crown" o corona de obispo, deben su nombre a su peculiar forma.

No soy una entendida en el tema, pero sí os puedo decir un par de cosas importantes. Los hemos comido verdes y fritos, son muy, pero que muy carnosos. Prácticamente todos pican, algunos no tanto y un porcentaje bajísimo, si estás de suerte, no pica. Pero solo si es verde y primerizo. Los rojos (o verdes de flor más avanzada) son, como decimos en casa, solo "pa" hombres que no les importe llorar. :-) Es un pimiento conocido por lo extremadamente picante que es.

La planta es bastante más abierta que la de los pimientos de Gernika y las guindillas. Forma una especie de arbusto, alto y ancho por la parte superior, en forma de embudo. Se llena de frutos y continuamente está en flor. A día de hoy, 8 de diciembre, está todavía llena de pimientos y flores. También les gusta el sol.


Si vais a manipularlos poneos guantes. El simple hecho de manipularlos y por supuesto cortarlos con un cuchillo es suficiente para dormirte la parte del labio que roces con los dedos. Avisados estáis, no le peguéis mordisco sin ser conscientes de lo que vais a hacer. :-)









Las pimenteras no aguantan el frío. Son plantas de temporada, aún así hemos leído que los bishop crown se pueden podar y brotan la siguiente primavera. Como es el primer año que lo tenemos (y tenemos bishops a patadas que estallan al contacto de los unos con los otros jejejeje) este año hemos decidido probar a ver que tal pasa el invierno. Protegido con un traje bioquímico y antinuclear, mi marido sacó semillas, así que podemos experimentar la próxima primavera. :-)

Le tengo prometido a mi amigo Iñigo una receta de bishops macerados en aceite, apara aliñar ensaladas y pastas. A él le encantan estos bishops. Es la única persona que me los ha aceptado de buen grado y además se pirra por comérselos fritos. Me comentó que una vez rellenó un pollo para ir al horno de  los bishops que le había dado, y que todo el mundo quedó encantado. Estoy en ello Iñigo, estoy en ello ;-)


Este ha sido el primer año que hemos plantado calabacines. Por supuesto han tenido un lugar de honor en una gran jardinera de más de 150 litros de capacidad. Aún así, y a pesar de haber dado muchas flores, no he conseguido tener más de dos frutos a la vez.

Como somos novatos en la cuestión "calabacinera" y veíamos que tenía una cantidad ingente de flores que no llegaban a cuajar, se nos ocurrió aprovechar por las mañanas, cuando se abre la flor, para pasar suavemente un bastoncillo de los oidos con la intencion de llevar el polen de una flor a otra. Sabemos que tiene flores hembras y machos pero francamente no sabemos como distinguirlas, así que el proceso lo hacíamos a discreción sin estar seguros si dio resultado. Quizás alguien más entendido pueda arrojarnos un poco más de luz sobre esto. De lo que sí  estamos seguros es que quiere mucho sol. Los días de verano soleado daba un calabacín tan pronto recogías el anterior. En días de lluvia, que aquí hay muchos, parecía detenerse la producción, al menos era bastante más lenta.

Que no diera muchos frutos a la vez no es en el fondo un detalle demasiado importante, para nosotros claro, (que solo somos dos), os prometo que del tamaño de un encendedor ha pasado a este otro en tan solo un día soleado y una noche. No sabemos si se debe a que la planta estaba en una jardinera o que el calabacín "funciona" así, el caso es que en rara ocasión había más de un calabacín colgando. Lo curioso es que, en cuanto se recolectaba, a los 2-3 días había otro.
Ha sido una experiencia muy gratificante que pienso repetir. Los calabacines son absolutamente tiernos, suaves y sabrosos. Me parece increíble que puedan saber tan diferente a los comprados en el super. Los he llegado a coger más grandes por despiste y ni siquiera teniendo pepitas han dejado de estar suaves al paladar. Nos encantan  a rodajitas finas, rebozaditos en harina y fritos en aceite.

Nuestro perejil empezó siendo una pulguita y en pocos días ya era una plantita moza.
La verdad es que no hemos tenido ningún cuidado especial con esta planta.


















Las pasamos a tiestos más grandes, y después de ragalar unas cuantas, la puse cerca de la cocina. Cada vez que necesito, corto una rama de las más exteriores. Está verde y precioso y tiene un sabor espectacular. (tened paciencia conmigo que soy más de ciudad que un semáforo y todo me parece súper especial) :-)








Aún ahora sigue brotando por el centro, así que parece no agotarse facilmente. Es la primera vez que tengo y no sé que tal le sentará el  frío invierno. Si alguien me puede dar más información se lo agradeceré. :-)












Los tomates también han sido protagonistas de nuestra maceto-huerta por derecho propio. Hemos probado varias especies, y las que más nos gustan son estos de rama. Compramos las semillas pero son híbridos. Con ellos puedo cocinar y hacer un "pà amb tomàquet" exquisito.
Me gusta esta especie porque da tomates todo el verano. Suele tener colgando 4-5 grupos de tomates continuamente.
A diferencia de otras tomateras que consumen demasiada agua y dan 3-4 tomates a lo sumo en todo el verano. Eso sí, tomates de kilo.

jejejej me acabo de dar cuenta que, en la foto, por debajo a la derecha, asoma otro brote de acebo. Os lo he dicho, salen por todas partes.


Pero mis preferidos para las ensaladas son estos cherrys. DE-LI-CIO-SOS. Los pongo enteros y estallan dulces, como la miel, en la boca.
No había comido nunca unos cherrys tan dulces, de hecho, los que he comprado nunca lo han sido, estos lo son a rabiar. Lamento no encontrar una foto con los tomates más maduros, pero son muy rojos y lógicamente, del tamaño de una cereza. :-) Fantásticos, creedme.
También crecen a borbotones y dan tomates toda a la temporada. Sin exagerar puedo asegurar que le cuelgan siempre 6-10 racimos de tomatitos. A nosotros nos salieron así, como en la foto, pero a un vecino a quien le regalamos un par de plantas, y que ha podado con más inteligencia que nosotros, le salieron ramas de unos 30-40 tomatitos cada uno, aquello era espectacular. Es conveniente en general ayudar a las tomateras con un tutor. Aunque en un principio habíamos leído que los cherrys podían pasar sin él, formando más bien un arbusto, los nuestros han crecido y crecido hasta el punto de necesitarlo. En maceta de 30cm de diámetro han alcanzado una altura de 1.5m, que nosotros interrumpimos porque cortábamos las puntas. Más que nada para no tener que usar tamburete para recolectar los tomates :-). Tenemos una colección de semillas preparadas para repetir el año que viene.


Me hace ilusión enseñaros este tomate autóctono. No es mío. Me lo regaló un vecino, de su huerta. En cuanto llega el verano aquí hay un "trapicheo" impresionante de frutas y verduras, bueno, y de pescado, pero de eso hablaremos otro día ;-)

Fijaos esta hermosura de casi un kilo de peso... Le saqué la foto para enviársela a mi madre que también es de ciudad jejejjee y no estamos acostumbrados a estos diplodocus en forma de hortaliza. :-)







Este es nuestro manzano, avanzada ya la primavera pasada. Aprendí de otros años que no puedo dejarle todos los frutos. El pobre árbol no puede con todo lo que da, así que de cada manojo de 5-6 manzanas, le dejo solo 2. Para que crezcan con más alegría.

Lo tengo atado también, para que no se deforme,  porque cuando empieza a dar manzanas como un loco le vence el peso.

No he visto un árbol tan agradecido como este... claro que tampoco he visto muchos jejeje pero ya me entendéis.










Podeis ver, de este otoño, las hojas más secas y el fruto a punto de recolección.

Aquí las manzanas veo que se recogen a finales de septiembre primeros de octubre, quizás este año ha sido incluso más tarde, al menos las nuestras, porque hasta ahora ha hecho un tiempo poco habitual. No hace 10 días que recolectamos la mayoría y aún a día de hoy queda alguna colgando del árbol que me supo mal quitar.

La manzana autóctona es muy apreciada para la elaboración de sidra. Nosotros no hemos llegado a tanto :-), nos limitamos a comernoslas a bocaditos o a prepararlas en la cocina. Tengo hechas un par de recetas, con las manzanas que recogimos hace pocos días, que  os subiré pronto.


Por último, si aún seguís aquí después de todo este ladrillo :-), os quiero enseñar mis lechugas. Las compramos en plantones todo el año. Aquí las podéis ver recién plantadas.

Por supuesto ninguna de nuestras plantas tiene insecticidas que ahuyenten los bichitos. Es por eso que cubrimos las lechugas con tules y redes de pesca. Evitamos la mayoría de insectos, y los pajaritos, que se vuelven locos con su color verde tan intenso y tierno, ven así impedido el paso.



Como nos gustan mucho y nos tardan en crecer más de lo que quisiéramos, solemos tener dos grupos de 4 jardineras con lechugas, con diferentes tiempos de plantación. Esto nos permite consumirlas a un ritmo más casero. Más "custom", vamos. :-) Si no , tendría que plantearme ponerme un pañuelo a la cabeza y salir a venderlas, y no es plan. jajajaaja







Estas están casi casi a punto, de hecho creo que ya falta alguna :-)

Estas lechugas, con cherrys y bonito del norte casero que preparo embotado... mmmmmm... fantásticas!












No os podéis imaginar lo tiernas y sabrosas que son.

Cuando quitas la red y te acercas se ven perfectas, ni un bichito ni mordisco indeseable. Eso sí, cada día hay que salir a cuidar las plantas, quitarles las hojas feas o vigilar con todo aquel que se las quiere comer por el "morro" antes de tiempo :-)









Tener un mini huerto en casa es un placer, literalmente, para los sentidos. No os penséis que tengo una terraza gigante, es muy grande, sí, pero seguro que todos podríais adaptar un trocito o una balconada con cuatro lechuguitas y un par de pimientos o tomates en tiesto. Esta es la prueba palpable. Mucha gente adorna sus casas con hortalizas en lugar de geranios. Mi marido siempre me dice "para qué llenar los tiestos de plantas ornamentales cuando las podemos llenar de hortalizas comestibles" .. y no le falta razón, no...

Para finalizar esta entrada os dejo una foto que hice un día con lo que había recogido para preparar la comida. La foto pertenece a Julio de este año, cuando empiezan a dar frutos. Más adelante hacen falta amigos a quien obsequiar con tanta exquisitez, lo cual es otro placer para nosotros desde que tenemos este hobby. Si alguno de vosotros se anima y quiere experimentar, contactad conmigo y os enviaré algunas semillas. :-)

En la foto, lechuga, calabacín, tomates de rama, cherrys, pimientos de Gernika, y en el centro, guindillas de Ibarra.


33 comentaris:

  1. No se como he llegado hasta aquí, pero da la casualidad que compartimos el gusto por el maceto huerto, hoy sin ir más lejos he cortado mi primera lechuga, y madre mia que placer acompañada con unos rabanitos de maceta también.

    Ahora creo que yo soy bastante más novata en esto, y tengo muchísimas dudas y mucho que aprender.

    Tengo plantados y en flor tomates raf, pero me temo que no voy a tener mucho éxito, aunque la planta está llena de flores y preciosa.

    Saludos y si me lo permites seguiré viniendo para intentar aprender un poquito más.

    ResponderEliminar
  2. Hola Reme, bonita!, no sabes la ilusión que me ha hecho verte por aquí, a mí no me recordarás, porque hace muy poco que tengo esta id blogger, pero visito tu blog desde hace un montón de tiempo, tus xuxos de crema que son mi perdición!! :-)

    A ver, yo también soy novata y de ciudad, que conste jejejee, pero cuenta conmigo para todo lo que necesites, que si es necesario aprenderemos juntas.

    Mira, lo que comentas de los tomates, y aunque se que vives en una tierra muy cálida, no creo que te prosperen por una sencilla razón, no vas a tener insectos que te polinicen las flores. A parte de que necesitan una temperatura y humedad constante que es más propia del verano. Supongo que allí, como aquí, hasta la primavera no tendrás nada que hacer. A no ser, claro, que lo tuvieras en invernadero con mantenimiento digamos que industrial(suelen soltar abejorros para la polinización, por lo que yo se).

    Es una pena pero ahora solo podemos disfrutar de las verduras del tiempo, aquí tenemos una raza de lechugas de invierno, más fuertes, que cultivamos en esta época. Coles, coliflor... precisamente al leer mi entrada mi marido me ha comentado de ir, donde compramos los plantones, a ver qué hay para plantar. Acabamos de quitar todos los pimientos y se ve un poco desangelado. Esta semana seguro que iremos y si quieres ya te comentaré lo que encuentre.

    Por supuesto será un placer que vengas a visitarme y compartir lo que vayamos aprendiendo. Sé muy bienvenida a mi casa. ;-)

    un beso.

    ResponderEliminar
  3. Pues...me va a venir fenómenal.
    No sabes lo que he disfrutado este verano de mi mini huerto en mi pequeña terraza, eso si, fue un fracaso los calabacines no salieron, los tomates solo 2, jiji, y los pimientos no dieron pimiento, eso si...y la ilusión y el olor que había en mi terraza...
    seguiré tus post!

    ResponderEliminar
  4. Gracias Su, guapa,

    Me alegra verte escribiendo otra vez, presumo que todo va volviendo a la normalidad y me alegro muchísimo, de verdad.

    Ya iré contando mis peripecias y los pocos trucos que pueda conocer respecto a la maceto huerta, no obstante, hasta donde yo sé, parece ser un poco complicado lo de los calabacines en casa. Lo sé porque de los 4 que regalé solo me salieron a mí y a mi madre que tiene un buen huerto dentro de su jardín, en tierra vamos.

    Te comento por si te puede ser de ayuda;

    .-Deben estar plantados en un más que generoso trozo de tierra, ya he comentado que tengo unas jardineras de más de 150 litros, yo creo que me quedé corta, porque son muy grandes. La planta parecía mutante de como crecía. Acabó encaramándose a la barandilla de la terraza y cuando ya decidimos retirarla, había ido siguiéndola aproximadamente 7 metros. Con vista ya la había plantado en la jardinera que estaba más a la esquina. La tierra mejor si no es solo de "bolsa", es decir, mezcla los sacos con tierra de monte si te es posible.

    .-Además, la fertilicé nada más plantarla con NITROPHOSKA, abono para arboles y huerta, que ayuda a que produzcan frutos.

    .- Me di cuenta que necesitan abundante sol (además de agua). Aquí, incluso en verano, hay muchos días nublados, y lo que va bien para los pimientos, por ejemplo, no es bueno para el calabacín. Si había dos días seguidos de sol, me crecía un calabacín de un día para el otro. Si llovía, costaba más.

    .- Desde el primer día salían flores a montones, ya sabes , es una flor preciosa. Pero no todas "cuajaban". Así que me hice con un bastoncillo de los oídos, y por las mañanas, que es cuando se abre la flor, iba de una a otra tocando suavemente el polen de una y pasándosela a las demás. Tengo entendido que el calabacín tiene flores hembras y machos y necesita que un insecto las polinice. No se si lo que hice dio resultado (soy una novata total :-)), sí sé que de 15 flores que había siempre, salían solo 1 o 2 calabacines. Lo que no sé es si no salían más porque es poca tierra o porque no tenía capacidad para "alimentar" a más de un calabacín a la vez. Eso sí, cada vez que recogía uno, a los dos-tres días tenía otro.

    No dejes que ésta primera experiencia te desanime. Es muy, pero que muy gratificante. Animo e inténtalo de nuevo la primavera que viene, no te arrepentirás.

    No sé qué tomates has plantado, pero te aconsejo unos cherrys, que en un tiestecito de nada dan tomates como desesperados y son sabrosísimos. Necesitan muy pocos cuidados (los habituales) y tendrás tomates toda la temporada.

    un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  5. Hola, he conocido tu blog por el post del macetohuerto de infojardin. Ya te he comentado por alli que me ha gustado bastante, mañana a unas horas mas adecuadas ire mirando que más tienes por el blog, jeje. Por cierto, una recomendación, yo sembraria tambien espinacas, yo las sembré el invierno pasado y fueron una maravilla, nos las comiamos directamente como si fuese lechuga y tenian muy buen sabor y eso que yo no era de verduras y mucho menos espinacas. Las fresas tambien me han dado buen resultado, es de lo poco que me ha sobrevivido al verano y a una pequeña hecatombre que me provocó el viento hace un mes, y ahora mismo voy cogiendo un par de ellas al dia, aunque algo pequeñas eso si. los calabacines los tuve y no consegui sacar nada en condiciones de ellos, asi que me rendi. a ver si para enero me animo y empiezo a buscar semillas de distintas variedades de pimientos para sembrar, que los que tuve antes de que se lso cargase la tormenta de viento eran muy productivos, y fijate el sabor que tendrian que se los daba a mi madre para el bar, los freia con unos trocitos de jamon y los ponia como tapa y la gente se comia primero los pimientos , si los hacia con huevos o con pechugas pasaba igual, asi que eso me anima a retomarlo y a empezar tambien con los picantes, buscaré tambien los bishop que comentabas. bueno corto ya que estoy metiendo mucho rollo, te leere por aqui o por el foro, un saludo ;)

    ResponderEliminar
  6. Hola Murciano28! gracias por tus consejos y tus amables palabras.

    Tienes mucha razón en cuanto a los pimientos, son sabrosísimos y realzan cualquier acompañamiento. Aquí, los pintxos con pimientos, son casi de obligada preparación.

    Las típicas "gildas" con guindillas de ibarra y anchoas, (normalmente guindillas embotadas para servirlas todo el año, a veces pican un poquito, depende del tamaño), y en temporada los de Gernika, que son realmente un manjar, se acompañan con casi todo, bacalao, merluza, lomo, champis, tortillas varias, jamón, anchoas, langostino, todo lo que se te ocurra. El éxito del montadito está asegurado.

    En casa, a parte de hacerlos para acompañar cualquier plato, simplemente solos, frititos en abundante aceite de oliva. Se sirven escurridos en un plato y se sazonan muy generosamente con sal gorda. Se toman por el rabito y se degustan enteros, sin el rabito, claro. El sabor del pimiento y de algún granito de sal es espectacular. Las guindillas las preparamos exactamente igual. Deliciosas.

    No te preocupes por "meter" rollo, que así es como aprendemos todos, tampoco es necesario jurar que a mi me encantan los "testamentos" jajajjaa

    Gracias por tu visita y sé muy bienvenido a mi cocina :-)

    un beso.

    ResponderEliminar
  7. Te diré para que te rias, que yo polinizaba a las 6 de la mañana que era antes de irme a trabajar...y no debo tener sex appel porque ...ni por esas...

    Un beso. Todo ok

    ResponderEliminar
  8. jajajjaja, me río por lo del sex appeal... te imagino giñándole el ojillo mientras le pides permiso para una fertilización artificial jajajajaa. Ay Señor... si se nota que son hortalizas de casa bien. ;-)

    ResponderEliminar
  9. Que post más educativo..sabía que no defraudarías.
    Yo vivo en Madrid y aquí caen unas heladas de muerte, pero aún así he preparado un rinconcito en el balcón resguardado del aire para hacer mi maceto-huerto. Seguiré tus consejos y me pongo ya mismo manos a la obra. Tengo a mi hija esperando hace ya dos meses con las macetitas diminutas y sobres con semillas de pimientos.
    A ver que sale,pero aunque sea uno y chuchurrío seguro que nos parece precioso.
    Muchas gracias por tu esfuerzo y por animarnos, seremos unos de tus mas fieles seguidores,y se que seremos muchos.
    Besos, Lur

    ResponderEliminar
  10. Lur, cielo, te agradezco enormemente tus palabras. Las tuyas sí que son de ánimo! :-) ya sabes lo importante que es saber que hay alguien ahí.

    Siento una responsabilidad terrible :-), y lo único que se me ocurre es decirte que solo puedo transmitir mi propia experiencia, puesto que carezco de conocimientos. Espero saber hacerlo con la mejor fortuna posible y que mis post sean útiles para todos. :-)

    Por tu nombre pensé que eras del norte :-). Ten siempre muy en cuenta los diferentes climas, el de Madrid es más continental y posiblemente no cuadre con el que yo tenga por aquí. Dile a tu nena que tenga un pelín más de paciencia, para los pimientos y tomates hay que esperar hasta finales de invierno. No te preocupes que os iré avisando de como lo vayamos haciendo.

    El otro día nos acercamos donde compramos los plantones y nos vinimos con 200 cebollitas. Son muy chiquitinas y van de tres en tres. "Se supone" que para febrero-marzo tendremos cebollitas de primavera, de esas tan tiernas. Ya veremos :-)

    También hemos plantado canónigos, me parecen deliciosos. Murciano28 ha tenido la amabilidad de sugerirnos plantar espinacas. No he encontrado pero lo intentaré. Nunca había pensado en la huerta de invierno. Me voy a poner manos a la obra.

    Podrías empezar por aquí, Lur, y así compartimos experiencias ;-)

    un besazo enorme, a ti y a tu nena.

    ResponderEliminar
  11. Gracias por tus valiosos consejos, yo todos los dias mirando mis flores esperando ver mis incipientes tomates, y va a ser que no, jajaja que novata soy.

    A mi también me hace mucha ilusión que seas una de mis visitantes al blog y que te gusten los suxos, es que mira que están buenos jejeje.

    Gracias por invitarme a venir no dudes que lo haré y con frecuencia.

    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Hola Reme, guapa.

    No te desanimes. Para el verano los tendrás hermosos. Si me permites te recomiendo que además de los raf, te hagas con algún cherry y tomate de rama resistente, podrás recoger tomates todos los días. Los tomates que son de naturaleza grande, tipo marmande, son más delicados para tener en tiesto, no digo que no se pueda, se puede perfectamente, pero tardan en ser comestibles, consumen muchísima agua y apenas dan tomates. Esto implica a la vez, que si tienes la mala pata de que algún bichito o plaga te estropee alguno, pierdas mucho del esfuerzo invertido.

    Nosotros hemos tenido tomate de label autóctono y he dejado de cultivarlo porque me daba más disgustos que satisfacciones. Claro que el clima y las condiciones son diferentes.

    será un placer que vengas, estas en tu casa. :-) un beso.

    ResponderEliminar
  13. ME GUSTARIA SABER SI ALGUNA DE VOSOTRAS TENEIS EXPERIENCIA EN SANDÍAS YA QUE, TENGO PLANTADAS EN MI INVERNADERO, Y ME ESTÁN NACIENDO, TENDRÁN UNA MEDIDA DE UN CENTIMETRO MAS O MENOS Y NO SE PARA CUANDO MAS O MENOS ESTARAN PARA RECOGERLAS

    ResponderEliminar
  14. Hola Anónimo, siento no poder ayudarte personalmente, yo no puedo plantar este tipo de frutos en macetas, pero te he buscado una ficha con información muy completa que encontrarás aquí. Parece ser que podrás hacer la recolección a las 11-14 semanas desde la siembra.

    Además te sugiero que te pases por este foro, si aún no lo conoces. Seguro que hay gente con experiencia propia que podrá aconsejarte. :-)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. hola veo que esta de moda el maceto huerto, un consejo las macetas tienen que tener buen drenaje ya que la acumulacion de agua produce asfixia de la raiz,aparicion de hongos entre otras enfermedades.. truco mete el dedo en la tierra unos tres o cuatro centimetros si esta humeda no cal que riegues.yo soy un amante del huerto y tengo tanto en suelo como en tiestos todo tipo plantas(tomate, pimientos, calabacin, lechugas ajos, cebollas etc.
    el pimiento le encanta el sol y el agua, y al tomate le encanta el sol pero no el exceso de agua(tema hongos).
    un consejo para los maceto huerto aficionados como yo, apate del compuesto de la maceta agregar cada 21 dias mas o menos un buen abono n p f, utilizar bacterias para el enrequecimiento de la tierra y de la planta o micorrizas (mycoplus por ejemplo dan buen resultado)inoculacion de hongo beneficiosos.
    ahorrareis en abonos y vereis como producen de una forma ecologica y natural.
    saludos.

    ResponderEliminar
  16. Hola Anónimo.

    Muchas gracias por tus amables consejos. Donde vivo es sumamente importante controlar el tema de la humedad, soy consciente que mi clima no es apto para todo, pero con los debidos cuidados solemos sacar adelante todo aquello que plantamos. Además de lo que comentas, siempre ponemos una buena base de gravilla o guijarros que ayuden adicionalmente al drenaje.

    En cuanto a lo del abono, que es fundamental tratándose de macetas, solemos mezclar la tierra con un poquito de abono de caballo que nos proporcionan unos vecinos. Las lombrices también nos son de mucha utilidad, ahuecan la tierra y la regeneran, y aunque a mí personalmente me dan un poco de grima :-), reconozco que también prefiero los métodos naturales cuando se trata de algo que me voy a comer.

    Muchas gracias de nuevo, por tus consejos y tu visita. :-)

    ResponderEliminar
  17. Todavía sigo con la boca abierta y no la puedo cerrar!! es impresionante!..
    Y vis los calabacines, ahora ya sabes cual es la hembra y cual el macho, jeje... no olvides hacer la sopitas de las flores macho, es una exquisitez!..
    un besote amiga, soy tu fan!!!
    Gaby

    ResponderEliminar
  18. y yo la tuya, preciosa! :-) a mi no se me hubiera ocurrido hacer sopa de flores de calabacín, pero la haré :-))

    ResponderEliminar
  19. Llego a este blog, de forma casual, luego de horas por internet buscando información sobre las propiedades de algunas plantas y me he quedado prendada de este huerto virtual (e imaginando como puede ser el real). No puedo menos que felicitarte y admirarte por esa labor, y agradecerte que la compartas con los internautas en este magnífico blog.

    ResponderEliminar
  20. Muchísimas gracias TAG, es un hobby con el que disfrutamos mucho, y por poco que puedo me gusta poder animar a quien todavía no lo practica a que lo haga, es realmente muy satisfactorio.

    Gracias por pararte a leerme y dejarme tu comentario, sé muy bienvenida. :-)

    ResponderEliminar
  21. Me encanta esta entrada. Hay muchos consejos super útiles que voy a poner en práctica con mi pequeño huertico ahora. Mil gracias por publicar esto :)

    ResponderEliminar
  22. qué envidia me da tu balcón y esas piparras y pimientos sobre todo y cúanto mee gustaría poder tener eso aquí, en Alemania, donde cosas así no se encuentran por ninguna parte....!!! pero claro que ni siquiera sé si conseguiría esas mara villosas cosechas, aquí en Munich llueve en verano y no sirimiri.... y hace calor, pero me encantaría probarlo. Hasta ahora sóklo siembro alguna lechuguita y cebollino, albahaca y perejil.. Y tengo un jardín pequeñito pero con buena orientación. Dónde podría encontrar semillas de esas piparras y pimientos de Guernika? Si me lo dices me harás feliz. Un saludo y enhorabuna, porque me encanta también como escribes.
    azucena

    ResponderEliminar
  23. Azuvil, he intentado ponerme en contacto contigo pero no encuentro la manera de hacerlo si no tienes un perfil activado.

    Haz una cosa, contacta conmigo de manera privada. Arriba, en el menú, donde pone CONTACTO, y hablamos. :-)

    ResponderEliminar
  24. Te he encontrado por casualidad y me ha gustado mucho tu blog. ¡Mis más sinceras felicitaciones!Yo también soy una hortelana de balcón. Ya es mi tercer año en esto y me siento muy orgullosa de ella. He leído tus experiencias y me han parecido muy útiles. A ver si cuelgo yo también algunas fotos con mi recolección de pimientos y tomates. Un caluroso saludo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Ir Arriba